Skip to content

Cosamaloapan: Bailes de tarima de antaño.

23 octubre 2014
Foto original: Leyenda del Son Cosamaloapan / facebook

Foto: Leyenda del Son Cosamaloapan / facebook

*

Autor: Edmundo H. Fentanes

No había sábado de Dios, allá en mi pueblo, que no se oyeran, a la caída de la tarde, como salvas glorificadoras de grandes fechas, fuertes detonaciones de carabinas venaderas que arrojaban a los cuatro vientos del poblado, el anuncio estrepitoso de algún baile de tarima.

Por el lugar en que se oían estas fuertes detonaciones, se sacaba a dos luces el barrio que pasaría la noche en vela, soportando el ingrato clamoreo de la pedestre muchedumbre que, movida por alientos de febril animación, seguramente esperaría, sin punto de reposo, la hora mágica del alba.
Mas si el eco de esos disparos, con que era de rigor anunciar los bailes de tarima –viejo sistema que ha desaparecido con la moderna introducción de los cohetes-, despertaba en cocineras de reconocida fama como bailadoras, mil júbilos de fiesta que subían a sus bocas en forma de reíres espontáneos, no así entre los asustadizos zopilotes que, sobrecogidos de terror, volaban a la baja altura, dispersándose por distintos rumbos, hasta esconderse tras de los tejados del distante caserío.

Y si con mucha anticipación las pujantes carabinas de tipo venadero, se encargaban de dar regocijada nueva acerca de los dos o tres fandangos que por lo regular había los sábados, en la noche, en determinados barrios de mi pueblo, con no menos anticipación veíanse a varios hombres distribuir, frente a la casa donde iba a ser el baile, los distintos muebles que componen todo el aparato de esa fiesta regional; ora la tarima de recio maderamen surcada a lo largo de hendidura que señalan la separación de los tablones estropeados por el uso de luengos años de batalla, como descoloridos por las frecuentes lavadas de la lluvia; ora las bancas de flexible contextura dado lo corrido de su asiento; o bien las humosas candilejas que suspendían de una cuerda cruzada por lo alto y sostenida a dos horcones que colocaban en posición equidistante de la anchurosa tarima. Y allá de tarde en tarde la decoración se complicaba con una manta que extendían sobre el conjunto abigarrado de los muebles, a fin de guarecer a la heterogénea concurrencia de la húmeda intemperie.

Y antes de que la noche cerrara por completo, ahogando entre sus sombras los perfiles de las casas, encendían las humosas candilejas, cuyas flámulas rojizas bañaban de coloraciones sangrientas el espacio de calle que cubría la tarima juntamente con las bancas sin espaldar distribuidas en hileras.

Como los sencillos filarmónicos, que daban cumplimiento a sus demandas de ir amenizar tal o cual fandango, eran los primeros en aparecer y en instalarse a horcajadas, con sus vihuelas y guitarras, en sendos taburetes, asían por el cabello la ocasión para entretenerse en afinar a su entero gusto las cuerdas de sus instrumentos musicales. Y después de someter a éstos a una corta prueba de registros, a que las exigencias del oficio instaba, ocurríanseles a los empíricos cultivadores de la música regional, a manera de obertura, arrancar, con hábil maestría de sus vihuelas y guitarras, los acordes de un alegre son.

Vieja costumbre que, además de utilizarse como piedra de toque para atraer la curiosidad del vecindario, servía también de trinchante a muchachas bailadoras y a sujetos de numen vivaz, para que canturearan quintillas preñadas de silvestres erotismos, amén de que otros contertulios hicieran derroche de donaires, recorriendo de un extremo a otro la tarima, en una serie de afiligranadas evoluciones de cuerpo, como de menudeados estremecimientos de pies.

Ya reunidas las muchachas bajo del sangriento fulgor que dilataban los mecheros en sus parpadeantes combustiones a que los obligaba el vientecillo de la noche, bien podía uno estimar los clásicos adornos de jarocha que ostentaba cada una con modesta presunción. Sus peinados reducíanse a dos trenzas bien ajustadas alrededor de sus cabezas mediante un listón de seda verde, roja, gualda o tricolor, cuyos extremos ocultaban, en parte, la raya que dividía en dos crenchas sus lustrosas cabelleras; mas cuando el encendido perigayo les faltaba, sustituían el tal perendengue con manojitos de flores naturales que prendían cerca de una oreja o en el frondoso nacimiento de sus trenzas.

Alrededor de sus cuellos descotados, advertíanse varias sartas de coral o de azabache que armonizaban por su color, con los aretes que traían en el lóbulo de cada oreja; sujetos a sus bustos gallardeaban sendos pañuelos de seda cuyas puntas triangulares las unían, en la mitad de sus pechos, con alfileres de diversa forma; amén de lucir en sus cinturas opulentas –dada la libre hipertrofia de sus carnes nunca sometidas a prisiones de fajas ni de corsés- unos delantales negros ribeteados de encajes, que contrastaban con la nítida blancura de unas enaguas crujientes en fuerza de almidón y de planchado, y cuya amplitud traía, por asociación de ideas, el histórico recuerdo de aquellas holgadas crinolinas que usaban las mujeres en los tiempos de la infeliz María Antonieta; pero si pecaban de ancho esas enaguas, que enorgullecían, en los momentos de bailar, a ciertas muchachas de mi tierra, no andaban tampoco muy cortas de pluma respecto de su largo; con decir, que apenas si daban puerta, por entre los holanes de sus fimbrias, a las punteras de los zapatos que calzaban las presumidas bailadoras. Y si éstas ufanábanse en llevar los mejores trapos a un baile de tarima –fuera de los rumbosos que se concertaban en los días feriados de la Virgen Patrona o en las noches memorables de los quince de Septiembre-, los bailadores, así como también los copleros de cartel, engreíanse con el acicalamiento de su misma limpieza, en consorcio con ese otro lujo natural que le abonaban sus sombreros de palma echados hacia atrás o caídos a los ojos; sus blusas de manta bicolor o sus camisas de céfiro cuando alardeaban de elegantes; sus pantalones ajustados a sus cinturas; rematando su típico indumento en zapatos de una pieza, que servíanles más bien de cepo que de lujo a sus pies poco acostumbrados a hormas de esa índole, y muy hechos al libre contacto de la tierra.

Pero en llegando la hora de bailar, ni quien pusiera reparo en dolores de juanetes ni en ampollas levantadas por el roce de sus mismos zapatones; pues mientras los unos subían a la tarima rondando a sus respectivas compañeras, con lucidos contoneos de cabeza y menudeadas genuflexiones de piernas, los otros agrupábanse a la vera de los apoltronados filarmónicos, a fin de modular, con varios redobles de garganta, las estrofas de los eglógicos cantares; escuchándose, al paso y medida que los vapores del aguardiente ponían en los ánimos zumos de contento, gritos de selvática expresión despepitados por los más jacarandosos, a los bailadores más apuestos que gustaban, en determinados villancicos, extender sus bandas sobre la recia tarima, para hacer la suerte de la soga con el ritmo de sus pies en movimiento, como quitarse sus sombreros para calárselos en prenda a sus parejas de baile.

Cuando esas suertes de gallardos visos y de pasmosa agilidad, eran ejecutados por Bejuco –sujeto que iba a mi terruño cada sábado-. El entusiasmo de la divertida concurrencia rayaba en desbordante frenesí. Y nadie de los que cultivaban amistad con tan señero bailador, de fama bien adquirida en varias leguas a la redonda, dejaban de bautizarlo con el mote que venía cabalísimo y pintado a su escuálida figura, pues asociaba ciertos rasgos que lo hacían verdaderamente inconfundible como al propio don Quijote de la Mancha; mas si éste se identificaba por soportar en su cabeza el pesado casco de Mambrino, y por guarecer su pilonga humanidad tras de crujiente armadura de caballero andante, Bejuco se conocía por usar sombrero tejido de palma, espigado de copa y alón por excelencia, que concordaba con su aspecto netamente rancheril; por abotanar una blusa rabicorta que apenas si lamía los comienzos de sus nalgas deprimidas; y por ceñir a sus piernas langarutas unos pantalones cuya precaria estrechez venía a pelo con el raquítico grosor de sus extremidades inferiores.

Fuente de Texto:
Fentanes, Edmundo H. Sensaciones y estampas veracruzanas, Veracruz: Editorial Veracruz, 1954, pp. 125-128

Escudo del Estado de Veracruz (1943-1950)

22 octubre 2014
Escudo del Estado de Veracruz (1944-1950).

Escudo del Estado de Veracruz (1944-1950).

*

El Gobierno del Estado de Veracruz utiliza el escudo de la ciudad de Veracruz desde 1950, pero entre 1944 y 1950, utilizó el diseño que resultó ganador en un concurso convocado en 1943.

En 1983, el cronista de Xalapa, David Ramírez Lavoignet publicó la historia de este escudo desde su gestación hasta su abandono en el gobierno de Marco Antonio Muñoz. El artículo completo versa sobre la historia del escudo de la ciudad de Veracruz, solo se reproduce la parte relativa al escudo del estado:

*

EL ESCUDO DE VERACRUZ

David Ramírez Lavoignet

(Fragmento)

Transcurrieron casi 120 años de existencia del Estado de Veracruz, y se llegó el 16 de septiembre de 1943, fecha en que debía celebrarse en Xalapa, el centenario de la fundación de la Escuela Secundaria y Preparatoria, y entonces, el Gobernador Lic. Jorge Cerdán, prestó su decidido apoyo moral, cívico y económico, propiciando la realización del VI Congreso Nacional de Historia, como parte de las festividades de la conmemoración; se inauguró el 2o. piso de tan ilustre establecimiento, del que fue hijo predilecto; y Xalapa fue escenario de brillantes discusiones de tipo histórico y antropológico, con la concurrencia de personalidades de todo el mundo, que cultivaban el arte representado por Clío.

En esa explosión de inquietudes culturales, se origino la idea de crear la Universidad Veracruzana, con personalidad propia y proyección, sin desconocer que ya existía un Departamento Universitario que agrupaba a las Escuelas Secundarias, Preparatorias, de Artes y Oficios, Industriales, Enfermería, y la Facultad de Derecho. Y dentro de este ambiente emotivo surgió la idea verificar un concurso para la elaboración de un escudo y de un himno al Estado de Veracruz. El Gobierno del Lic. Cerdán aprobó la iniciativa y lanzó las correspondientes convocatorias.

La convocatoria para el Concurso del Escudo, decía:

“El prestigio de Veracruz, como estado vanguardista de la inquietud nacional, se ha significado relevantemente a través de la Historia en todas las manifestaciones que constituyen la palpitación íntima y universal de la vida patria: trabajo, ciencia y voluntad creadora, en síntesis vigorosas de esfuerzos, que no son otra cosa sino la esencia de lo veracruzano. Consecuente con ese honroso historial, el Gobierno del Estado de Veracruz, lanza la presente Convocatoria para el Concurso, cuyos fines primordiales serán la adopción de un Escudo de Armas, en el cual se encuentren unidas las características fundamentales del suelo veracruzano: Industrial, comercio, historia, tradición y cuantos motivos signifiquen su espíritu creador.- Este Concurso quedará sujeto a las siguientes

BASES

1.- Se abre un Concurso de Heráldica, que tendrá por motivo la creación del Escudo del Estado de Veracruz.

2.- Al Concurso podrán concurrir todos los ciudadanos veracruzanos.

3.- En la ejecución o interpretación del Escudo, no se omitirán los motivos esenciales en que se cimenta la cultura aborigen, tradicional, histórica y evolutiva del Estado, al objeto de que por medio de un armonioso conjunto, se aprecie su gloriosos pasado sin mentís de la vigorosidad del presente. Pormenores, todos que servirán para el estudio, escrupuloso de conciencia en el merito de la obra a premiar.

4.- Los trabajos que consistirán en una descripción del proyecto y un dibujo de 0.60 centímetros por 0.40 centímetros, en tinta china y a colores, irán firmados con un lema, y su entrega se efectuará en el Departamento de Estadística, (Revolución No. 95). A su vez, se acompañarán de un sobre debidamente cerrado y lacrado, que corresponderá el mismo lema, y en cuyó contenido figurará el nombre y apellido, rubricados del Concursante.

5.- El plazo de admisión será hasta el 31 de diciembre del presente año. Finalizado el tiempo fijado no se admitirá trabajo alguno.

6.- Se establece un único premio que consistirá en la cantidad de UN MIL PESOS en efectivo. Los trabajos que lo ameriten recibirán diploma.

7.- Los trabajos serán calificados por un Tribunal cuya composición se dará a conocer a la terminación de las calificaciones. El fallo del mismo será inapelable, pudiendo declarar desierto el Concurso si por falta de interpretación o validez de los trabajos, así lo considerase, publicándose el resultado a los quince días siguientes del plazo del Concurso, procediéndose a su vez a la entrega del Premio al que una vez abiertos los sobres y comprobado el nombre, resultase su autor.

8.- Los trabajos, una vez conocido el fallo, podrán ser retirados por los interesados, en la inteligencia de que quedarán de propiedad del Departamento de Estadística (Revolución 95), los que fueran recogidos en el curso del mes siguiente.- El Departamento de Estadística (Revolución 95), proporcionará a los concursantes las informaciones que soliciten.

Jalapa, Ver., 1º de noviembre de 1943.- El Gobernador Constitucional del Estado, Lic. Jorge Cerdán.- El Secretario de Gobierno, Lic. Miguel Aguillón Guzmán”.

Realizado el cómputo salió triunfante el presentado por el distinguido literato papanteco, don José de Jesús Núñez y Domínguez, que había sido dibujado por el célebre caricaturista Ernesto García Cabral.

El escudo premiado está dividido en cuatro cuarteles: el superior izquierdo tiene una ancla sobre las aguas del mar.- El superior derecho la pirámide del Tajín.- El inferior izquierdo las industrias del petróleo y el azúcar.- El inferior derecho tiene una corona formada al parecer por la vainilla. Al centro, en un pequeño cuadrado se encuentran los tres corazones, representando la cultura totonaca.- En torno del escudo hay una inscripción que dice: “Veracruz en todo, por todo y ante todo” En la periferia lo adornan los repliegues del papel enrollado en cuadrilongo de esquinas cortadas, y en la parte superior hay un penacho de cinco hojas vegetales que puedan representar la fecundidad, atadas al escudo por un sencillo moño con una flor al centro.

El Gobierno del Estado encomendó a un escultor realizar en madera fina, el Escudo del Estado de Veracruz, obra magistral de un artista, y fue colocado en el Salón de Recepciones del Palacio de Gobierno. Fue usado oficialmente en los ejercicios de los Gobernadores Cerdán y Ruiz Cortines; pero al iniciar su gobierno, el Lic. Marco Antonio Muñoz, el 1o. de diciembre de 1950, optó por usar como Escudo del Estado, el de la ciudad y puerto de Veracruz, debido posiblemente a que le pareció disonante la frase “Veracruz en todo, por todo, y ante todo”; y pensando justamente que si el Estado de Veracruz lleva el nombre de la ciudad y puerto, el Escudo que representare a la Entidad, debería ser el mismo.

***

Fuente: Ramírez Lavoignet, David, El escudo de Veracruz, Cronos, núm. 28 año 5, Xalapa, 1983, pp. 11-13

*

Todo sobre el escudo de armas de Veracruz (historia, legislación, simbolismo, etc.)  en:

Escudo de Veracruz – Indice

*

Poesías de José María Esteva (1850)

22 octubre 2014
Portada del libro y fotografía de José María Esteva.

Portada del libro y fotografía de José María Esteva.

*

Actualmente, decenas de libros antiguos y raros se pueden consultar gracias a la generosidad de muchas personas e instituciones nacionales e internacionales que han digitalizado libros libres de derecho de autor y los han compartido en diversos repositorios de libre acceso.

Hace algunos días, nuestra amiga de Facebook, Ivo Alvarado nos ha recomendado el libro de Poesías de José María Esteva publicado en 1850, una joya que todo veracruzano debe conocer, ya sea apasionado o no de la poesía.

Entre todo el conjunto de composiciones les comparto unas cuantas estrofas de la poesía titulada:

*

EL JAROCHO

(fragmento)

.

Ya pasado Malibran,

Caminode Medellín,

Del espartal al confin,

Cabalga en manco alazan

Compadre Chico Crispin

.

Natural del Novillero

Tres mancos allí tenía;

Seis reses en el potrero;

Cerca de Nevería

Hace oficio de Vaquero.

.

Calón de pana ajustado

Hasta media pantorrilla,

Con medios lleva abrochado;

Sombrero de medio lado,

Con espejos la toquilla.

.

Y un puro con tal esmero

Lleva en su boca el Galano

Que, si no es tabaco habano,

Es de las vegas veguero

Pues él no fuma villano.

**

Leer completa esta poesía en: Poesías de José María Esteva (dar click aquí)

***

En 1944, Cosamaloapan tuvo un presidente con iniciativa.

23 septiembre 2014
Prof. Rafael Arriola Molina. Fuente de imagen: email.priveracruz.org.mx

Prof. Rafael Arriola Molina. Fuente de imagen: email.priveracruz.org.mx

***

VERACRUZ

Alcalde sin Pistola.

Cuando, procedente de Tres Valles, el Prof. Rafael Arriola Molina –alto, delgado. Circunspecto- descendió del crujiente carro del FC en la estación de Cosamaloapan, los habitantes de la sonriente población lo miraron con desprecio: “Llegó el arribeño — decían — , que viene a explotar el puesto…”.

El Prof. Arrióla Molina había sido designado presidente del Consejo Municipal de Cosamaloapan. Llegaba solo a una población en la que no tenía amigos, al desempeño de su encargo. La 1a medida que tomó el Prof. Arrióla fue la de clausurar 21 casas de juego, propiedad de prominentes hombres de negocios de la población. Los afectados protestaron, pero Arrióla se mostró inflexible. Los hombres de negocios acudieron con su queja al jefe de la Zona Militar, que los envió a Jalapa. El gobernador Cerdán no les prestó atención, y Arrióla pudo seguir gobernando a su manera. Había mucho que hacer en Cosamaloapan, pero la tesorería municipal se hallaba exhausta, con un déficit de $30 mil. El Prof. Arrióla Molina no se desanimó. Confiando en que, bien administrados, los recursos de la región serían suficientes para vencer la crisis, inició con entusiasmo su plan de trabajo.

Hoy, pasados 5 meses, el resultado de la gestión del Prof. Arrióla tiene asombrados a los habitantes de Cosamaloapan, tan es- cépticos en lo que respecta a autoridades:

♢ El déficit de $ 30 mil ha sido totalmente liquidado.

♢ Los empleados y los maestros municipales han logrado un aumento de sueldo y han podido disfrutar, anticipadamente, del sueldo correspondiente a sus vacaciones.

♢ Los maestros rurales dependientes del Estado disfrutan de un subsidio mensual del Ayuntamiento — de $15 a $30.

♢ El impuesto estatal de Sanidad y Salubridad está cubierto desde antes de la fecha fijada para pagarlo.

♢ Hay en caja $ 10 mil.

La desconfianza hacia el arribeño se ha convertido en simpatía y en franco apoyo de los habitantes de Cosamaloapan. Se ha constituido, con los vecinos más entusiastas, la Junta Municipal de Mejoras Materiales, con comités para cada una de las distintas obras que se propone realizar.

Ha reunido ya:

♢ $14 mil para la Escuela Manuel Carpió.

♢ $7 mil para la Calzada Morelos.

♢ $ 1,200 para la Calzada Mártires de Veracruz.

♢ $24 mil para mejoras generales en el municipio.

Mes con mes, por medio de volantes que se distribuyen profusamente, los comités informan al pueblo sobre el movimiento de fondos.

El Prof. Arrióla cuenta con la cooperación de los presos, que se ofrecieron para trabajar en las obras públicas y ahora perciben un salario de $ 3 diarios, que el municipio entrega a sus familiares. Por su parte, el Conceso Municipal ha hecho que se construya en la cárcel una fosa séptica –aspiración de hace 70 años-, y asegura a los presos mejores condiciones de higiene.

No usa pistola. Los perjudicados por las medidas moralizadoras del arribeño han insistido en sus protestas ante las autoridades superiores. Arrióla Molina, por su parte, invitó al Gral. Alejandro Mange, Jefe de la 26a Zona Militar, a visitar la población. El alto jefe pudo estudiar el conflicto sobre el terreno. Observó las mejoras que se realizan; vio cómo el Consejo Municipal proporciona camas y alojamiento a los soldados del destacamento federal y —cosa desusada — les paga una gratificación mensual.

Aprovechando la celebración de un acto en el que estuvieron representados los obreros y los campesinos organizados de la región, el Gral. Mange expresó: “Cosamaloapan tiene una oportunidad para prosperar, bajo una administración honrada. La Zona a mi cargo dará garantías para librar de maleantes a la región. Ustedes deben cooperar con el Prof. Arrióla Molina, en beneficio del municipio”. Los obreros (CTM) y los campesinos (CNC) se comprometieron ante el Gral. Mange a trabajar de acuerdo con la autoridad, para bien de todos.

Y Cosamaloapan está satisfecha, bajo la administración de un alcalde que no usa pistola.

Fuente: Tiempo, 23 de junio de 1944, p. 11

***

1944: Gira presidencial por inundación.

23 septiembre 2014
El presidente Manuel Avila Camacho recorriendo Carlos A. Carrillo, Veracruz.

El presidente Manuel Avila Camacho recorriendo Carlos A. Carrillo, Veracruz.

***

LA PRESIDENCIA

Zonas Devastadas

A las 8.30 am del pasado martes, 10, se encontraba ya alineada, frente a la residencia de Los Pinos, una larga teoría de automóviles flamantes. A bordo de ellos, Dn Manuel Avila Camacho, 4 de suministros y un reducido grupo de técnicos iniciarían, una hora después, el viaje de auxilio a la región meridional de Veracruz, seriamente dañada por las perturbaciones ciclónicas.

En Jalapa esperaban los gobernadores de la entidad, el saliente y el entrante, y algunos funcionarios federales, quienes se sumaron a la comitiva. Esta llegó a las 19.30 pm, tras lento recorrido — 4 h y 5 m — al puerto jarocho. Como era de esperarse, el Presidente y sus ministros fueron a hospedarse a Villa del Mar, en la residencia del Gral Maximino Avila Camacho.

Allí, el miércoles, 11, Dn Manuel tuvo su 1er contacto directo con los damnificados: el inspector de policía de Oaxaca le informó ,pormenorizadamente sobre la destrucción de Tuxtepec, ciudad que será reconstruida — según acuerdo presidencial — en paraje que la ponga a salvo de futuras inundaciones. Distrajo brevemente la atención del jefe del Estado un telegrama: la cortés despedida del ex rey Carol de Rumania, agradecido por la amplia hospitalidad que, durante cerca de 3 años, México dio al monarca destronado.

Tras de visitar las obras — suspendidas desde 1941 — de la escuela primaria Heriberto Jara, el 1er Mandatario hizo gala de buen humor. Dijo al Srio de Marina: “Si esa escuela llevara mi nombre, general, hace tiempo que la hubiera Ud. terminado”.

En Veracruz el Presidente acordó:

♢ Activar las obras de la base naval de San Juan de Ulúa, donde se construyen los astilleros y el dique seco.

♢Sanear la Ciudad Militar y ponerla a disposición de la Sria. De Marina para que allí instale la Escuela Náutica.

♢ Desecar los terrenos pantanosos de la Boticaria, contiguos a la Ciudad Militar.

♢ Terminar antes de 1945 la Escuela de Adiestramiento para la Cura de las Enfermedades Tropicales y la lucha contra el paludismo y la tuberculosis.

Entre Veracruz y Alvarado –adonde llego Dn. Manuel a la 1.30 pm del jueves 12 — el convoy presidencial sufrió leve percance al salirse de la vía el truck de un vagón de carga. Miguel Hernández Vives, presidente municipal, y nutridas delegaciones de campesinos y obreros portuarios y ferrocarrileros dieron al Presidente, lo mismo que en el puerto jarocho, entusiasta bienvenida. Dispuso él:

♢ La distribución de quinina — polvo y pildoras — y penicilina entre los damnificados. El Dr Gustavo Baz pediría a México, en el acto, la elaboración de los medicamentos urgentes.

♢ La introducción del agua potable y el saneamiento del puerto.

♢La entrega de la Cía de Luz a una cooperativa de consumidores.

♢La terminación, para enero próximo, de la carretera Alvarado-Veracruz, que habrá de continuarse hasta Coatzacoalcos.

Ese mismo día, a bordo de la nave CS-13, de la Armada Nacional, Dn Manuel recorrió la barra del río Papaloapan y acordó con el Gral. Jara las obras de dragado indispensables para evitar nuevas inundaciones. Por la noche, tras de oír a los Dips Rafael Murillo Vidal y Tiburcio Márquez y al Sen Vidal Díaz Muñoz, asistió en la Plaza de Armas a un animado programa de danzas regionales.

Año 1944: Calle inundada en Cosamaloapan, enfrente del Palacio Municipal.

Año 1944: Calle inundada en Cosamaloapan, enfrente del Palacio Municipal.

El Presidente remontó, la mañana del viernes, 13, el río Papaloapan. A las 9.45 am tocó tierra en Tlacotalpan, no sin haber consumado antes un prodigioso acto de equilibrio sobre el puente de tablones improvisado entre la nave y la ribera. Después de recorrer, bajo una lluvia pertinaz y amenazadora, las estragadas calles de la población, ya cerca de las 2.30 pm, continuó la marcha rumbo a Amatitlán. Visitó allí el templo de San Miguelito, hogar común de emergencia, en cuyo interior había tendidos de ropa, personas amontonadas en catres, confesionarios transformados en camarotes y un antiguo coro que prestaba servicios de vivienda maloliente.

El Presidente de la República y el gobernador Jorge Cerdán donaron $ 10 mil cada uno.

A las 5.50 pm Dn Manuel llegó, entre lodazales que le llegaban a los tobillos, a Cosamaloapan. Descansó apenas en la casa del Dr. Estrada Loyo y a seguidas, en el Palacio Municipal, continuó la jornada agobiadora:

♢ Para repartirlos entre los campesinos, pidió arados a México.

♢ Ordenó el saneamiento del pueblo, que tendrá agua potable, y no, como la que hoy consumen sus habitantes, con un 50% de lodo. Se reanudarán, además, las obras del Hospital Civil.

Mientras tanto, los resultados de la jira presidencial empezaban a apreciarse a lo largo de toda la zona devastada: llegaban procedentes de México, y eran distribuidas entre la población menesterosa, grandes cantidades de ropa, víveres y medicamentos.

Antes de alcanzar Tuxtepec, Oax, al mediodía del sábado, 14, el Presidente visitó las poblaciones de Amatitlán y Papaloapan, donde derramó como en las anteriores, los auxilios de la Federación. Hizo en un pequeño armón de los FF CC el viaje entre la población que lleva el nombre del río desbordado y la ciudad de Tuxtepec, acaso la más dañada por las lluvias y las inundaciones. Previamente, cruzó — eran arriesgadas las circunstancias — el río que limita el poblado. Las personas muertas en Tuxtepec fueron 15; los daños, incalculables.

Al abandonar Tuxtepec, Oax, el Presidente inició el viaje de regreso, siguiendo la corriente del río Papaloapan. En la tarde de ese día —lunes, 16 — D” Manuel comentaba las palabras del presidente municipal de Cosamaloapan: “Las energías y la fe serán nuestras principales armas para luchar”.

Fuente: Tiempo, Semanrio de la vida y la verdad, vol. V, Núm. 129, 20 de octubre de 1944, pp. 3-4

Septiembre de 1944: Inundación de Cosamalopan desde el parque de las Madres.

Septiembre de 1944: Inundación de Cosamalopan desde el parque de las Madres.

***

Notas relacionadas:

Cosamaloapan y la Cuenca del Papaloapan. (Resumen de notas)

1944: Crónica de la Inundación en Cosamaloapan.

Héroes acaban con grupo de delincuentes en Cosamaloapan hace 70 años.

19 septiembre 2014
Cosamaloapan y su río, llenos de belleza pero que, también, cobijan peligros por delincuentes que han surgido a lo largo de su historia.

Cosamaloapan y su río, llenos de belleza pero que, también, cobijan peligros por delincuentes que han surgido a lo largo de su historia.

***

Le suena conocido el tema de las extorsiones a comerciantes y agricultores de la región de Cosamaloapan a cambio de “protección” y cree que esto es nuevo, anda equivocado, este tipo de practicas es muy viejo y se ha presentado a través de la historia, por ejemplo, en la década de 1940, existió un grupo de hermanos de apellido Salto que atemorizaban a los habitantes de esta región sotaventina, hasta que acabaron con ellos.
Se encontraron dos versiones sobre el exterminio de estos asaltantes, una atribuida a la acción de las autoridades municipales y el ejército y la otra a la acción de un ciudadano con ayuda del ejército.
1.- Sobre la primera versión solo se encontró un párrafo, publicado el 6 de julio de 1945, que sintetiza lo que paso:

En Cosamaloapan, los 6 hermanos Salto habían impuesto su voluntad por el terror y el crimen. El grupo exigía determinadas cantidades a los comerciantes y agricultores de la región, a cambio de “protección”.
Durante el año de 1943 en la pequeña población hubo 117 asesinatos. Cuando se hizo cargo de la presidencia municipal, el Prof. Rafael Arrióla Molina pidió y obtuvo la ayuda de la 26ª. Zona Militar y los hermanos Salto desaparecieron dela región.
En 1944 sólo hubo 7 muertos, 5 debidos al grupo criminal y 2 en una riña. Durante el año de 1945 no se ha registrado ningún crimen. (1)

2.- La segunda versión esta fechada el 7 de febrero de 1947, enfocada a resaltar la personalidad del ciudadano que decidió tomar la justicia por su propia mano:

Ladislao Barriga fue un campesino rudo y valiente. Tomó por su cuenta, hace muchos años, a los tristemente famosos hermanos Salto, que imponían el terror sobre campesinos y dueños de ranchos, a quienes lograban arrancar sumas de dinero.
Barriga persiguió a los Salto, hasta terminar con ellos en la madriguera que tenían en Los Amates, cerca de Cosamaloapan. A este hombre resuelto le brindó apoyo el Gral. Alejandro Mange, jefe de la 26a Zona Militar. Ya pacificada la zona, el militar adquirió 313 hec. de monte, a $6 cada una, e instaló allí una colonia cañera, El Espinal, que contó con buenas casas, planta eléctrica y moderna maquinaria para la agricultura. La colonia floreció.
Ladislao Barriga, sintiéndose estimulado, decidió modernizar su propio rancho, Las Palomas. Allí, él mismo cedió una faja de terreno para la construcción de un campo de aterrizaje de emergencia. Con medios propios, desmontó y niveló la faja.
Barriga murió en Oct. de 1946, víctima de una apendicitis.
Su memoria acaba de recibir un homenaje singular: hace 2 semanas 6 aviadores de la Fuerza Aérea Peruana, pilotos de sendos Stearman, se vieron obligados a hacer un aterrizaje forzoso, en la imposibilidad de llegar a Coatzacoalcos. El Cap. Gabilondo, comandante de la flotilla, descubrió aquel campo improvisado.”Si no hubiera sido por Barriga — dijo él, después de conocer la historia del emprendedor campesino — seguro que habríamos muerto. . .” (2)

*

Comentario final:

Las dos versiones pueden ser ciertas y complementarias. Creo que es destacable la decisión de la autoridad municipal o de un personaje por acabar con una amenaza para la comunidad.
Punto aparte, es la acción heroica de Lasdilao Barriga y el olvido por parte de la comunidad a la que sirvió.
¿Cuándo volverá a existir un presidente municipal o ciudadano con una actitud semejante?

***

Referencias:
(1)Tiempo, Semanario de la vida y la verdad, vol. VII Núm. 166, 6 de julio de 1945 p. VI
(2) Hispanoamericano, vol. 10, 7 de febrero de 19 p. 12

***

Notas relacionadas:

 1803 Tesechoacán (La delincuencia hace 200 años)

Cosamaloapan y la Cuenca (Resumen de notas)

03 sep 2014: Tormenta tropical Dolly se degradó a Depresión.

1 septiembre 2014
tags: ,
Pronostico de trayectoria de la depresión tropical dado a las 7:00 am del 3 de septiembre de 2014. Fuente: Centro Nacional de Huracanes.

Pronostico de trayectoria de la depresión tropical dado a las 7:00 am del 3 de septiembre de 2014. Fuente: Centro Nacional de Huracanes.

*

A primeras hora de la noche del martes, 2 de septiembre de 2014, la tormenta tropical Dolly ingreso a tierra al norte del estado de Veracruz y para la mañana del miércoles ya se había degradado a depresión tropical.

El centro de la depresión sigue moviéndose hacia el oeste a una velocidad de 13 km/hr, con vientos máximos sostenidos de 55 km/hr y rachas más fuertes.

Se espera que este sistema meteorológico se disipe durante la tarde.

EVOLUCIÓN DE LA DEPRESIÓN TROPICAL EN LAS ULTIMAS HORAS

(Dar click sobre imagen para ver animación)

*

*

*

***
02 sep 2014: Tormenta tropical Dolly va a Tamaulipas.

Pronosticvo de trayectoria de la tormenta tropical Dolly dado a conocer a las 7:00 am del 2 de septiembre de 2014. Fuente: Centro Nacional de Huracanes.

Pronosticvo de trayectoria de la tormenta tropical Dolly dado a conocer a las 7:00 am del 2 de septiembre de 2014. Fuente: Centro Nacional de Huracanes.

*

Al amanecer de hoy martes, 2 de septiembre de 2014, la Depresión Tropical 5 se transformó en la Tormenta Tropical Dolly en el Golfo de México, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El centro de la tormenta se estima tocará tierra en el estado de Tamaulipas, durante la madrugada del miercoles.

El centro de la depresión se esta moviendo hacia el Oeste-Noroeste a una velocidad de 20 km/hr.

Los vientos máximos sostenidos han aumentado y ahora son de alrededor de 55 km/hr con rachas más fuertes.

Para datos actualizados consultar: http://www.nhc.noaa.gov

*

EVOLUCIÓN DE LA TORMENTA TROPICAL EN LAS ULTIMAS HORAS

(Dar click sobre imagen para ver animación)

*

*

*

***

01 sep 2014: Se formó la Depresión Tropical 5 en el Golfo de México.

Pronostico de la trayectoria de la Depresión Tropical 5 dado a las 4:00 pm del 1 de septiembre de 2014. Fuente: Centro Nacional de Huracanes.

Pronostico de la trayectoria de la Depresión Tropical 5 dado a las 4:00 pm del 1 de septiembre de 2014. Fuente: Centro Nacional de Huracanes.

*

La tarde de hoy lunes, 1 de septiembre de 2014, se formo la Depresión Tropical 5 en el Golfo de México, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en su boletín de las 4:00 p.m.

El centro de la tormenta se estima tocara tierra en la zona de Tampico, Tamaulipas, aunque es muy probable se mueva más hacia el sur y sea en el norte del estado de Veracruz.

Se estima que para el martes se convierta en la Tormenta Tropical, si esto sucede tomará el nombre de “Dolly”.

El centro de la depresión se esta moviendo hacia el Oeste-Noroeste a una velocidad de 20 km/hr.

Los vientos máximos sostenidos son de alrededor de 45 km/hr con ramas más fuertes.

Para datos actualizados consultar: http://www.nhc.noaa.gov

*

EVOLUCIÓN DE LA DEPRESIÓN TROPICAL EN LAS ULTIMAS HORAS

(Dar click sobre imagen para ver animación)

*

*

*

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 200 seguidores