Skip to content

1618: Dispensa para no llevar bastimento a la Nueva Veracruz.

4 junio 2017

1618

Dispensa a los arrieros que llevan los azogues de su majestad y por tal motivo no pueden transportar el bastimento a la Nueva Veracruz.

C.1, vol. 1, fs. 30-31

*

Comentario: Este documento forma parte del volumen 1 del Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz.

Entre paréntesis están  las partes que son ilegibles en el documento. Entre signos de interrogación están las palabras de las que se tiene duda. Se respetó la ortografía original.

*

Paleografió: Uluapa Sr.

*

fs 30-31

Mandamiento del superior tribunal en que por el se exime a los arrieros que lleban los azogues de la flota no cargen bastimentos por esta vez.

Don Diego Fernandez de Cordova Marques de Guadalcasar virrey y lugar theniente del Rey Nuestro Señor Governador y capitan general de esta Nueva España y presidente de la Audiencia y Chancilleria Real que en ella reside.= Por quanto Pedro de Maratalla me ha hecho relacion que en el se remato la real almoneda de esta ciudad en traer a ella de la Nueva ciudad de la Vera Cruz los azogues de su Magestad que se esperan en la flota que biene de los reinos de Castilla para traerlos con brebedad es fuersa valerse de las requas de Francisco Hernandez Alonso Delgado y otros que no es posible subirlos de otra manera y para que en ello no tengan estorbo me pidio mandase relebarlos de meter cargas de vastimentos en la alhondiga de la dicha ciudad de la Vera Cruz conforme a la ordenansa que sobre esto dispone y por mi visto por el presente mando a la justicia y diputados de la alhondiga de la dicha ciudad de la Veracruz que a los arrieros que constare van alla por los dichos azogues conforme al remate que hizo en el dicho Pedro Maratalla no les obliguen por esta vez a meter carga de bastimentos en la alhondiga de la dicha ciudad ni en rason de ello les hagan molestia ni agrabio alguno fecho en Mexico a veinte dias de el mes de Agosto de mil y seiscientos y diez y ocho años.= El marques de Guadalcasar.= Por mandado del Virrey.= Pedro de la Torre.= Para que la justicia y diputados de la alhondiga de la Nueva ciudad de la Vera Cruz a los arrieros que entraren por los azogues que se esperan en la flota no les obliguen por esta vez a meter carga de bastimentos en la dicha alhondiga.

***

Ir al indice del

VOLUMEN 1 DEL AHMV

Banner Veracruz volumen 1

Anuncios

1618: Dispensa para no llevar bastimentos a la Nueva Veracruz.

4 junio 2017

*

1618

Dispensa por parte del virrey Fernández de Córdoba concedida a Francisco Fernández para que no traslade bastimentos a la Nueva Veracruz.

C.1, vol. 1, fs. 29

*

Comentario: Este documento forma parte del volumen 1 del Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz.

Entre paréntesis están  las partes que son ilegibles en el documento. Entre signos de interrogación están las palabras de las que se tiene duda. Se respetó la ortografía original.

*

Paleografió: Uluapa Sr.

*

fs. 29-30

Mandamiento del superior tribunal para que (no) se le compe(la) a Francisco Hernandez a llebar bastimentos.

Don Diego Fernandez de Cordova Marques de Guadalcasar virrey lugar theniente del Rey Nuestro Señor Governador y capitan general de esta Nueva España y presidente de la Audiencia y Chancilleria Real que en ella reside.= Por quanto Francisco Hernandez Mellado dueño de requas me ha hecho relacion que el lleba en ellas toda la plata del comercio de esta ciudad para el despacho de la presente flota y en su compañia a Martin Lopez que lleba la grana que se a comprado por quenta de su magestad y por estar como esta el tiempo van adelantarse con todas las requas cargadas de la dicha plata y grana y no es posible llebar bastimentos para la alhondiga de la Nueva Ciudad de la Vera Cruz y para que la justicia y (…)de ella no le hagan por esta rason causa ni molestia me pidio mandase dispensar con el  y el dicho Martin Lopez la ordenansa a que acerca (de esto) dispone y por mi visto atento a ser justas las causas referidas por el presente dispenso por esta ves con las requas del dicho Francisco Hernandez y el dicho Martin Lopez que lleban la dicha plata y grana el meter carga de bastimentos en la alhondiga de la dicha Nueva ciudad de la Vera Cruz y mando a dicha justicia y diputados de ella que no embarasen no les hagan molestia ni agrabio alguno fecho en Mexico a diez y ocho dias de el mes de maio de mil y seiscientos y diez y ocho años.= El marques de Guadalcasar por mandado del virrey.= Pedro de la Torre.= El rotulo se halla cortado que es a lo que se reduce el anterior real mandamiento.

***

Ir al indice del

VOLUMEN 1 DEL AHMV

Banner Veracruz volumen 1

1610-1611: Prohibición de fuegos artificiales en la Nueva Veracruz.

4 junio 2017

*

1610-1611

Mandamiento del virrey Luis de Velasco, dirigido al corregidor de la Veracruz, que prohíbe el uso de fuegos artificiales.

Mandamiento del virrey marqués de Salinas, para que el corregidor de la Veracruz cumpla con la prohibición relativa al uso de fuegos artificiales.

Pregón en la plaza pública de la Veracruz, relativo a la prohibición de fuegos artificiales.

C.1, vol. 1, fs. 21v-24

*

Comentarios: Este documento forma parte del volumen 1 del Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz.

En el catalogo (1) se separa en tres documentos, pero si se leen con atención se entiende que los tres forman parte de una secuencia que va desde la prohibición del virrey hasta que se pregonó en la ciudad el mandamiento, por lo tanto, en realidad es uno solo.

En la tesis de Minerva Escamilla (3) solo se publicó la primera parte del documento.  En el libro Ulúa puente Intercontinental en el siglo XVII (3) se reproducen parrafos adicionales. Al cotejarse con el original se comprobó que en ambos trabajos de paleografía se cometieron pequeñas omisiones de letras (por ejemplo, “pusieredes limite” en lugar de “pusiesedes limites”) o preposiciones (“escusar daño y perjuicio a sus” en lugar de “escusar el daño y perjuicio que a sus”) y en pocos casos de palabras (“Benito González, regidor de ella” en lugar de “Benito González vecino y rexidor de ella”).

No hay que olvidar que los documentos de este volumen fueron copiados en 1699 y el que lo hizo cometió muchos errores, algunos se pueden detectar, por ejemplo el nombre del corregidor que esta escrito como “Geronimo Bruso de Corral” cuando debe ser “Gerónimo Herber del Corral”.

Entre parentesis están  las partes que son ilegibles en el documento. Entre signos de interrogación están las palabras de las que se tiene duda. Se respetó la ortografía original.

*

Paleografió: Uluapa Sr.

*

fs. 21v-24

Mandamiento (…) para que no se hagan fuegos en las festibidades.

Don Luis de Velasco marqués de Salinas, Virrey lugar theniente del Rey nuestro señor, gobernador, capitán general de la Nueva España y presidente de la Audiencia y Chancillería Real que en ella reside.  A vos el corregidor de la Nueba ciudad de la Vera Cruz bien sabeis que por mí se dio mandamiento para que pusiesedes límite  a los vecinos de ella en las fiestas que hiciesen que no fuesen con artificios de fuego por escusar el daño y perjuicio que a sus casas y haciendas se podían seguir que su tenor es como se sigue.= Don Luis de Velasco, marqués de Salinas, Virrey lugar theniente del Rey nuestro señor, governador y capitan general de la Nueba España y presidente de la Audiencia y Chancellería Real que en ella reside, Ea.= A vos el corregidor de la Nueva ciudad de la Vera Cruz, sabed que haviéndome dado noticia Benito Gonzalez, vecino y rexidor de ella, por si y en nombre de los demás vecinos de la dicha ciudad de el peligro y riesgo que con qualquier incendio que suceda en las casas en que viben por ser de madera y muchas de ellas de tablas breadas de nabíos que se desacen como sucedió el año pasado de seiscientos y seis quemándosen muchas mercadurías en las casas y bodegas donde estavan recoxidas y este riesgos ¿sereselo? siempre por las fiestas que en la dicha ciudad se solinnizan por los artilleros, soldados y gente de mar que viene en las flotas haciendo muchos artificios de fuego con los quales hera fuersa suceder un daño tan grande inrreparable y lo mismo hacen algunos becinos particulares de la dicha ciudad y me pidio el remedio de esto y para que le tenga por lo que toca a la parte de mar y guerra que en esta flota ba a su cargo Don Lope Díez de Almendáriz general de ella le he mandado servirle (…) en que haya límite en el  uso de estos artificios que sean perjudiciales pueden ser a las casas y haciendas de los dichos vecinos pues en las tales fiestas podrán usar de otras demostraciones más licitas y menos perjudiciales, mirando siempre el bien y conservación de aquella republica, lo cual tendreis entendido para hacer lo mismo con los dichos vecinos que estan devaxo de vuestra xurisdicción y asi os lo ordeno y mando para que no consintáis ni deis lugar que los tales vecinos se adelanten al usar de semejantes artificios procediendo contra los que excedieren y castigandolos como convenga fecho en Mexico, a veinte y nuebe dias de el mes de octubre de mil y seiscientos y diez años :  El marqués de Salinas : Por mandado de el Birrey : Pedro de la Torre. =

Y aora Andres Menendes de Bobela y Solis (regi)dor y procurador maior de la Nueva Ciudad de la Vera Cruz me ha hecho relacion que (a su) noticia hera venido lo que por el dicho mandamiento se dispone y declara y que para mejor observancia de los asi probeido combenia aprobarlo con penas de manera que ninguna persona de las que asisten y biben en la dicha ciudad sin emvargo que fuesen de las de la flota de las fortalesas de San Juan de Ulua o de otra qualquier jurisdiccion no hiciesen fuegos de dia ni de noche luminarias ni cohetes cometiendolos la egecucion de todos porque de otra manera unos por otros que usando de libertad hacen lo que quieren contrabiniendo la dicha orden y porque es justo se llebe a debida egecucion con qualesquiera personas que obiere en la dicha Ciudad asi de la flota y de la dicha fortalesa como a otras qualesquiera que la contrabinieren atento al peligro riesgo y daño que pueden causar y aber acahecido los años atras a que no se debe dar lugar por el presente os mando que guardais y cumplais y hagais guardar y cumplir el dicho mandamiento en todo y por todo segun y como en el se contiene contra todas y qualesquier personas que lo contrabinieren haciendolo pregonar para que venga a noticia de todos fecho en Mexico a veinte y ocho dias de el mes de diciembre de mil y seiscientos diez años.= El Marques de Salinas.= Por mandado del Virrey Pedro de la Torre.= Para que el corregidor de la Nueva Ciudad de la Vera Cruz cumpla el mandamiento de su  escelencia aqui inserto sobre que los vecinos de ella no usen de ymvencioes de fuegos en las fiestas que hicieren y lo mismo se practique y cumplan las personas de la flota fortalesas que contrabinieren al dicho mandamiendo.=

En la Nueba ciudad de la Vera Cruz veinte y nuebe dias de el mes de mayo de mil seiscientos y once años en la plasa publica de ella donde estava junta mucha gente por mandado del licenciado Geronimo Bruso de Corral corregidor de dicha Vera Cruz por voz del pregonero en altas e inteligibles boces pregono lo que en el mandamiento de su escelancia del antecedente plana de atras testigos Juan Antonio justo procurador de ella doy fee.= Francisco Moreno escribano publico y de cavildo.=

*

Nota:

Geronimo Bruso de Corral.- debe ser Gerónimo Herber del Corral

*

Referencias:

(1) Margarita de la Cruz del Ángel, et al., Catalogo de documentos coloniales 1608-1810, México : Archivo General de la Nación: Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz, 1993, p. 17.

(2) Escamilla Gómez, Minerva, La formación de la Nueva Vera Cruz a partir del estudio de sus fuentes primarias, tesis de licenciatura en Historia del Arte, Universidad Cristóbal Colón, Veracruz, 1992, p. 134 (Leer aquí)

(3) Montero, Pablo, Ulúa puente Intercontinental en el siglo XVII, volumen II, México: Instituto Nacional de Antropología e Historia, 1997, p. 59-60

***

Ir al indice del

VOLUMEN 1 DEL AHMV

Banner Veracruz volumen 1

Nueva Veracruz: Corte de madera en el río de Alvarado en 1616.

2 junio 2017

*

1616

Mandamiento del virrey Diego Fernández de Córdoba para que no se le impida a Pedro Pérez de Cabrera cortar madera.

C.1, vol. 1, fs. s/n

*

Comentario: Este documento forma parte del volumen 1 del Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz.  En el catalogo (1) le pusieron que las fojas no tienen número pero en realidad el documento está entre las fojas 28 y 29.

*

Paleografió: Uluapa Sr.

*

Fs. 28-29

Mandamiento para que no se le impida a Marcos Perez cortar maderas en el rio de albarado con ayuda de los yndios que en el se expresan.

Don Diego Fernandez de Cordova marques de Guadalcazar virrey lugar theniente del Rey Nuestro Señor Governador y capitan general de la Nueva España y presidente de la Real Audiencia y Chancilleria que en ella reside Ea.= Por quanto Marcos Perez de Calzera me ha hecho relacion que para sustentar su casa y familia tenia por trato cortar madera en el rio de Albarado para el edificio de las casas de la Nueva ciudad de la Vera Cruz lo qual le impedian algunas personas que tenian el mismo trato pidiendo mandase darle lizencia para el efecto y para llebar conmigo los yndios que de su voluntad quisieren ayudarle pagandoles su jornal y trabajo acostumbrado por tanto por el presente mando a las justicias de su magestad del dicho rio de Albarado que no impidan al dicho Marcos Perez de Cabrera cortar en el las dichas maderas para el efecto que se refiere siendo sin perjuicio de tercero y en quanto a los dichos Yndios pagandoles su trabajo y estando de su voluntad las dichas justicias no se lo impidan fecho en Mexico a veinte y siete dias de el mes de abril de mil y seiscientos y diez y seis años.= El Marques de Guadalcazar.= Por mandado del Virrey, Martin Lopez de Gaona.= Para que no se le impida a Marcos Perez de Cabrera cortar en el rio de Albarado las maderas que (…) siendo sin perjuicio de tercero y en quanto a los indios pagandoles su trabajo no se lo impidan.

*

Nota:

Calzera.- En otras dos ocasiones el apellido puesto es “Cabrera”.

Río de Alvarado: Actualmente es conocido como “Río Papaloapan”

*

Referencia:

(1) Margarita de la Cruz del Ángel, et al., Catalogo de documentos coloniales 1608-1810, México : Archivo General de la Nación: Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz, 1993, p. 17

***

Ir al indice del

VOLUMEN 1 DEL AHMV

Banner Veracruz volumen 1

1589-1609: 2 Regidurías vacantes de la ciudad de Veracruz.

30 mayo 2017

Fragmento de la cédula real del 9 de septiembre de 1609 en donde se informa que no se vendió el oficio de regidor que dejó vacante Cristóbal Cárdenas en 1589.

*

Dos regidurías de la ciudad de Veracruz sirven como pruebas de que no hubo traslado o mudanza del cabildo de la ciudad de Veracruz a la Nueva Veracruz en 1600, la particularidad en ellas es que quedaron vacantes y no se vendieron: Una es la que ocupó Cristóbal Cárdenas y que por su muerte quedo vacante en 1589 y la otra es la que tenía Melchor Caballero y que renunció a ella en 1597. Ambos oficios quedaron a disposición del rey para su venta.  El oficio de regidor de Cristóbal Cárdenas nunca se vendió como lo confirmaron las mismas autoridades,  es la prueba más clara de las dos. En cuanto al oficio de regidor que renunció Melchor Caballero, no se sabe que paso al final pero se tiene la declaración de una persona en 1601, dando a conocer que aún no se vendía e insinuando que será difícil hacerlo por haberse casi despoblado la ciudad de Veracruz.

Estas  pruebas fueron localizadas recientemente, y a pesar de no  ser pruebas directas y explicitas sobre el traslado o no del cabildo de Veracruz a la Nueva Veracruz, se vuelven nítidas, si se entiende el proceso que se realizaba en la compra venta de un oficio de regidor en esos años.

Los oficios de regidor los otorgaba el rey o el virrey, en cuyo caso necesitaban la confirmación del rey. El cargo era de por vida pero se podía renunciar a él. Cuando moría un regidor sin haber renunciado el oficio, este quedaba a disposición del rey, sacándose a remate. En los casos donde se tardaba mucho en venderse, el rey tenía la opción de ceder su derecho a determinadas personas para que los vendiesen directamente y el producto de su venta fuera suyo. A finales del siglo XVI, eran ocho los regidores del cabildo de la ciudad de Veracruz, el rey otorgaba directamente y sin pago dos regimientos, el del contador y el tesorero de la Real Hacienda de la ciudad, los restantes 6 se obtenían en base a la compra.

Estas breves generalidades sobre la adquisición de un oficio de regidor, sirven de marco para detallar cada caso.

1.- Oficio de regidor de Cristóbal Cárdenas.

En 1589, la regiduría que ocupaba Cristóbal Cárdenas en el cabildo de la ciudad de Veracruz quedo vacante por su muerte. En 1594, seguía sin ocuparse y en ese año se decidió que del dinero que ingresará de su venta se entregaran 300 ducados a Blas Quintana y Juan de Linares, repartidos a partes iguales.  (1) El 22 de marzo de 1595, se expidió la cédula real en que se le informó al virrey Luis de Velasco de esa decisión y se le pidió se pregonara y rematara el oficio al mejor postor, enviando los 300 ducados a España. (2)

Eso no sucedió y varios años después, Quintana y Linares reiniciaron los trámites para que se les pagaran los 300 ducados. El 2 de agosto de 1608, se expidió una cedula real pidiendo se informase lo que había sucedido con la orden dada por el rey Felipe II en 1595. (3)

La cedula debió llegar a Nueva España a finales de ese año y cuando mucho debió contestarse a principios de 1609, porque para el 31 de julio, el consejo de Indias aprueba el pago a Quintana y Linares. (4)

En cedula real del 5 de septiembre de 1609, se expone que los oficiales de la Real Hacienda de la ciudad de México notificaron que a pesar de haberse hecho las diligencias, el oficio de regidor no se había vendido, por lo que el rey dispuso que se pagase a Quintana y Linares de lo recaudado por otros oficios vendidos en la Nueva España. (5)

Estos datos sobre el pago a Quintana y Linares parecen no tener relación con la supuesta mudanza del cabildo de la ciudad de Veracruz, sin embargo toman otra dimensión al comprobarse que para 1609, la Nueva Veracruz tenía 9 regidurías, 6 de ellas se habían obtenido por compra-venta; donde ya no hubo compra de regidurías fue en la ciudad de Veracruz.

Entre las cedulas de 1595 y 1608, varios eventos afectaron la compra venta de regidurías en la ciudad de Veracruz.  Primero estaba la duda sobre si la ciudad de Veracruz se mudaría a Buitrón, asentamiento que estaba frente a la isla de San Juan de Ulúa, al final solo se hizo el traslado de la descarga de la flota por lo que en 1600, es ese sitio se fundó la ciudad de la Nueva Veracruz con un cabildo propio. La mayor parte de los habitantes de la ciudad de Veracruz emigró a la nueva ciudad. Así se tenía una ciudad con poca población, ofreciendo pocas posibilidades de recuperar lo invertido en la compra de una regiduría. En segundo lugar, desde finales de 1597, el cabildo de la ciudad de Veracruz solo tenía tres regidores porque, según el contador Antonio Cotrina, (6) hubo  problemas internos entre sus miembros. La misma cantidad de regidores continuó después de 1600, cuando se fundó la Nueva Veracruz y su cabildo.  Estos dos factores debieron crear el ambiente de incertidumbre que desalentaron a los probables compradores, lo que luego se convirtió en total desinterés en la adquisición de las regidurías. La ciudad de Veracruz no tuvo nuevos regidores.

La ciudad de la Nueva Veracruz, al principio, también tuvo problemas para encontrar compradores de las regidurías, es hasta 1603 que nuevos regidores se integran al cabildo. En los primeros tres años de la ciudad solo hubo 3 regidores. El principal factor fue la inseguridad que se tenía de que la nueva ciudad prosperara, haciendo peligrar la inversión que se hacía con la adquisición del oficio.

En este contexto es que debe entenderse la falta de compradores de la regiduría que dejo vacante Cárdenas.

Ahora esto mismo sirve para comprobar que no hubo mudanza del cabildo de la Veracruz a la Nueva Veracruz por lo siguiente:

Para 1608, en la Nueva Veracruz había nueve regidurías : dos las ocupaban el contador y tesorero real, por disposición del rey;  otra era la ocupada por Géronimo Hernández Lucian que la obtuvo al aceptar las condiciones de la Real Provisión del 28 de marzo de 1600, así que las restantes 6 regidurías debieron ser compradas.

Si hubiera ocurrido la mudanza del cabildo, tal como se concibe actualmente, una de las regidurías compradas hubiera sido la que dejo vacante Cristóbal Cárdenas, por lo tanto, todas las diligencias hechas para su venta hubieran quedado registradas en la hacienda real, y por lo mismo, lo oficiales reales lo hubieran manifestado a las autoridades de España en 1609 y el dinero ingresado hubiera sido entregado a Blas Quintana y Juan de Linares. Por lo tanto, los oficiales reales al dar constancia de no haberse vendido el oficio de regidor de Cristóbal Cárdenas, de manera indirecta decían que no había existido una mudanza o traslado del cabildo de la ciudad de Veracruz.

2.- Oficio de regidor de Melchor Caballero.

La otra regiduría que presenta una situación similar a la de Cristóbal Cárdenas es la que poseía hasta 1597, Melchor Caballero, en este caso renunció a ella de manera voluntaria y aún en 1601 no se vendía. Sirve como prueba sobre la falsa mudanza del cabildo de la Veracruz a la Nueva Veracruz, no es contundente como la que poseyó Cristóbal Cárdenas, por no provenir el dato de una autoridad.

En 1597, Melchor Caballero renunció al oficio de regidor de Veracruz para adquirir el de Alguacil Mayor de la ciudad de Huejotzingo. Melchor ofreció pagar ocho mil pesos de oro común, dando siete mil ciento ochenta y siete pesos y cuatro tomines de contado y los restantes ochocientos y dos pesos y cuatro tomines a cambio del valor de la regiduría, con la condición de que si se llegaba a vender en un mayor precio, la demasía sería para el rey pero en caso de venderse en una cantidad menor, entonces, él cubriría el faltante. (7)

Ese mismo año se le expidió el título y tomó posesión del cargo, con la condición que en 3 años obtuviera la confirmación real. En 1599 le fue  confirmado el oficio. (8)

No se tienen documentos sobre cuando y como salió a remate el oficio de regidor, aunque el 4 de abril de 1601, Cristóbal Gutiérrez expone que:

“…el qual dicho oficio de regidor no se a podido bender en poca ni en mucha cantidad y haberse pasado la descarga al puerto de San Juan de Ulúa con que la dicha ciudad de la Veracruz casi se a despoblado…” (9)

Lo que hace suponer que no se habían encontrado postores por los mismos factores comentados en la regiduría que dejo vacante Cristóbal Cárdenas: se había mudado la descarga de la flota y quedaban pocos habitantes en la ciudad, esto es, no había incentivos económicos que motivaran a los posibles compradores. Situación que no mejoro con los años y ya no hubo nuevos regidores en la ciudad de Veracruz.

Esta explicación sobre la imposibilidad de vender el oficio de regidor no hubiera tenido razón de ser, si el cabildo y con ello, los oficios de regidores, se hubieran mudado a la nueva ciudad ya que el mismo declarante hubiera tenido la percepción de la futura posibilidad de que se vendiera el oficio en la nueva ciudad.

Por lo pronto, para esa fecha el oficio seguía en poder del rey, se desconoce si esta situación hacia aun deudor a Melchor Caballero y si hubiera sido así, como fue que se resolvió tal situación. El rey no tuvo posibilidad de recuperar el dinero por medio de la venta de la regiduría.

Referencias:

(1) AGI, Indiferente, 742,N.193

(2) AGI, Indiferente, 527,L.1,F.137V-138R

(3) AGI, Indiferente, 449, L.A1, F.228

(4) Heredia Herrera, Antonia (editor), Catálogo de las consultas del Consejo de Indias: 1605-1609, España: Editorial CSIC – CSIC Press, 1983, p. 578

(5) AGI, Indiferente, 449,L.A2,F.53V-54

(6) Paso y Troncoso, Francisco del,

(7) AGI, México, 175, N.87

(8) “Confirmación de oficio: Melchor Caballero, AGI, México, 175, N.87

(9)”Informaciones: Melchor Caballero”, 1601, AGI, México, 223,N.18.

***

Notas relacionadas en:

 Veracruz – Nueva Veracruz: Dos ciudades – Dos cabildos.

Nueva Veracruz: Procesión de San Francisco a la Cruz en 1604

7 mayo 2017

Texto original que con el dato de la procesión de la iglesia de San Francisco a la Cruz.

**

Las fiestas y eventos religiosos de los inicios de la ciudad de la Nueva Veracruz no se han documentado, es lógico creer que debieron ser semejantes a las de otros lugares, tanto en su manera de hacerse como en las fechas por ser casi homogénea la liturgia de la iglesia católica, sin embargo, algunas particularidades debió tener, por ejemplo: la celebraciones por la llegada y partida de las flotas, y el ambiente que debían imprimirle la diversidad de personas que convivían durante la estancia de las flotas.

En estos días leyendo expedientes del ramo de Inquisición del Archivo General de la Nación, salto un dato relacionado con una festividad que desde la perspectiva actual, podría creerse que debía ser  importante para la naciente ciudad, aunque en realidad solo era  la celebración de la advocación de una cofradía. Lo realmente trascendente para la historia de la ciudad en que cita un sitio del que no se tenía noticia estuviera, prácticamente, desde el inicio de la ciudad, incluso hasta podría ser desde un poco antes. En esto radica la importancia del hallazgo.

El 3 de octubre de 1605, Felipe Pérez Aguilera respondiendo a una pregunta del comisario de la Inquisición:

“Dixo que se acuerda muy bien que por mandado del padre comisario y por ausençia de my el presente notario estando de partida la flota general de Joan Perez de Portu en una solene fiesta que se yso en el dicho conbento de San Francisco que le pareçe y tiene por sin duda que fue dia de la ynbencion de la + que fue a tres de mayo del año pasado de seiscientos y tres y este dia que dicho tiene dixo que ubo una solene proçesion que salio de la dicha yglesia de San Francisco hasta la cruz …” (1)

El 27 de octubre, Diego López Bravo, en su respuesta aporta detalles adicionales:

“…en la iglesia de san Francisco desta dicha ciudad dia de la ynbençion de la cruz del año pasado de seiscientos y tres a tres dias del mes de mayo en el qual dia concurrio a este dicho conbento la mayor parte del pueblo por la fiesta que celebravan en el los hermanos de la cofradia de la santa veracruz y en este dicho dia ubo sermon proçesion y estava para partir deste puerto la (flota) que yba a cargo de Joan Perez de Portu…” (2)

Los dichos de estas personas tienen un error. La flota que estaba surta en el puerto en mayo de 1603 era la del general Alonso Chavez Galindo, misma que partió en junio. En mayo de 1604, estaba la flota del general Fulgencio Meneses pero que por su muerte la tomo a su cargo el general Juan Pérez de Portu. Desconcierta este error por la poca diferencia entre el evento descrito y la fecha de la declaración, menos de año y medio de haber ocurrido. Los del Santo Oficio debieron detectar la confusión y por eso mismo tuvieron que solicitar constancia de lectura de la bula en Puebla y de partida de la flota. La lectura de la bula en la catedral de Puebla fue el 7 de abril de 1604, lo que hace inviable que en  la Nueva Veracruz se hubiera hecho en 1603. El escribano de Minas y Registros de la Nueva Veracruz confirmó que la flota a cargo del general Juan Pérez de Portu se hizo a la vela el 5 de junio de 1604. (3) Así que la fiesta en el convento de San Francisco fue el 3 de mayo de 1604.

El 3 de mayo en la liturgia católica se celebra el día de la Invención de la Cruz, en conmemoración del  día que Santa Elena, madre del emperador Constantino,  halló la Cruz en donde fue crucificado Jesús.

La solemne celebración religiosa fue organizada por los hermanos de la Cofradía de la Santa Veracruz, por lo que sobra alguna explicación adicional. Esta fiesta religiosa debe entenderse como una particular de la cofradía y no como patronal de la ciudad. Las otras cofradías de la ciudad también, hacían sus respectivas fiestas dependiendo de su advocación. La suntuosidad e importancia de cada una de ellas dependía básicamente del dinero disponible.  No se tienen datos documentales que la ciudad de la Nueva Veracruz tuviera un santo patrono antes de San Sebastián.

Sobre el recorrido de la procesión y su punto final solo se tiene la frase:

“…una solene proçesion que salio de la dicha yglesia de San Francisco hasta la cruz …”

Las primeras preguntas que surgen son: ¿Qué recorrido siguió la procesión?¿Dónde estaba la Cruz?

La primera imagen que viene a la mente es lo obvio: un sitio abierto con una cruz, pero ¿en dónde estaba? En la panorámica atribuida a Boot de los años 1620s, se ven cuatro cruces atriales frente a iglesias de la ciudad. ¿La procesión se dirigió a una de ellas? Podría ser, pero se tiene la sospecha que no, porque la iglesia parroquial todavía no se construía en ese sitio, el hospital de Montesclaros tampoco estaba, ni la iglesia de la merced, y por último, la iglesia del convento de Santo Domingo si existía, pero estaba en otra posición y no se contemplaba un espacio abierto a su costado. La ciudad en 1604, seguía en construcción, definiendo sus espacios públicos.

La cruz mencionada en 1604 debió estar en otro lugar, uno especial. Esto lleva a pensar en las referencias documentales de los años 1620s, en donde se comprueba la existencia de un humilladero y una ermita de la Cruz en la Nueva Veracruz.

Los humilladeros generalmente estaban en los límites de los poblados, generalmente, a orilla de un camino. Básicamente, consistía en una cruz con un pedestal y servían para fomentar la piedad de los que llegaban o salían del lugar pero, también, se sabe que eran utilizados como la última estación del vía crucis en semana santa.

Ambas premisas, parece se cumplen en el humilladero o ermita de la Cruz, así que bien podría tratarse de esta cruz, el sitio a donde se dirigió la procesión de 1604.

El humilladero y ermita de la Cruz estaban en el mismo lugar de la ermita de San Sebastián, que en términos actuales estarían en el actual Parque Zamora, por el lado de la av. 5 de mayo.

Los documentos disponibles, no aclaran si la cruz del humilladero se sustituyó por la ermita, o persistieron como elementos contiguos y complementarios.  La ermita de la Cruz, también se le empezó a conocer como la ermita de San Sebastián, como lo revela un testamento de 1634. Este santo a partir de 1649 se convirtió en el patrono de la ciudad, lo que debe haber propiciado el olvido del antiguo uso de la ermita y el humilladero.

Varias mercedes de finales del siglo XVI y principios del XVII, mencionan “los médanos del camino nuevo” o “los médanos de Medellín y camino nuevo”, (4) dando referencias de encontrarse hacia el sur-suroeste de la ciudad. No se sabe exactamente el punto en el que iniciaba el camino a Medellín pero, provisionalmente, puede considerarse cercano a la ubicación de la Cruz.

¿Qué ruta podría haber seguido la procesión?

Si se toma como premisa que existió una calle con el nombre de la Amargura y que en diferentes ciudades y pueblos estaba en la ruta que se seguía durante el vía crucis, se puede inferir que la procesión debió seguir toda la orilla de la primitiva ciudad. Saliendo de la iglesia de San Francisco por la av. Morelos (antes calle de la playa); continuar por toda la av. Zaragoza (que en parte era la calle de la Amargura), que era el límite de la ciudad en 1604, ya que estaba proyectado no existieran las cuadras que daban hacia el mar; dar vuelta en algún punto cercano a la actual calle de Rayón y llegar hasta la Cruz, que actualmente se ubicaría en el parque Zamora y la av. 5 de mayo.

Comentario final:

Al documentarse una continuidad en el sitio de la Cruz, humilladero, ermita de la Cruz y ermita de San Sebastián, en el mismo sitio conocido desde 1604, cuando menos, hasta mediados del siglo XIX. Se puede deducir que la iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje no estaba en esos primeros años de la ciudad de la Nueva Veracruz.

La fiesta religiosa y procesión del 3 de mayo de 1604, fue un acto organizado y llevado a cabo por los hermanos de la Cofradía de la Santa Veracruz, no debe confundirse con un festejo patronal de la ciudad, ni se infiere que sea la más importante.

Probable ruta de la procesión de 1604, sobrepuesta en la panorámica de Boot hecha unos 20 años después, por eso es que ya está la iglesia parroquial, la iglesia del hospital de Montesclaros y la del convento de la Merced, con sus cruces atriales, aún no construidas en 1604.

Referencias:

(1) Archivo General de la Nación, Inquisición, volumen 275, expediente 14, f. 81

(2) Ídem, f. 85v

(3) Ídem, f. 112v-113.

(4) AGN, Mercedes, vol. 24, f. 101v; AGN, Mercedes, vol. 24, f. 34v; AGN, Mercedes, vol. 23, f. 101v; AGN, Mercedes, vol. 24, f. 1.

***

Notas relacionadas:

Nueva Veracruz: Construcción a cal y canto de la ermita de San Sebastián

Veracruz: Ubicación de la primera ermita de San Sebastián.

Nueva Veracruz: Creación de su nuevo cabildo y regidores en 1600.

25 abril 2017

Estructura del primer cabildo de la Nueva Veracruz en 1600.

*

Las principales pruebas documentales de la creación de un nuevo cabildo para la Nueva Veracruz son: la Provisión Real (1) emitida por el virrey, en nombre del rey, el 28 de marzo de 1600 y la cédula dada al alférez mayor (2) el 15 de julio de 1600, para que pudiera vivir en cualquiera de las dos ciudades. En la Provisión Real se ordena que hacer y en la Cédula del Alférez se confirma que se hizo.

Al comprobarse la creación de un nuevo cabildo para la Nueva Veracruz, queda sin sentido el planteamiento que el actual cabildo de la ciudad es el mismo que se estableció en 1519. El cabildo de la ciudad de Veracruz (hoy, La Antigua) no se mudó en 1600.

Los dos documentos tratan sobre el cabildo de la nueva ciudad y los regidores, no traen ninguna mención sobre el cabildo de Veracruz.

Provisión Real.

La provisión es muy clara, si se lee con cuidado y aunque no tiene signos de puntuación, las frases se entienden. Las primeras frases relacionadas con los regidores son que:

“…prosiga en la mudança de la dicha descarga y que se de asiento a la nueva población y que se a ydo haçiendo cerca de las dichas bentas que Buitrón solía tener edificadas en aquella banda de tierra firme del puerto, procurando en todo alentarla y ffortalezerla para su conservaçion y aumento y estabilidad y que yo tenía por bien que si los regidores de la Veracruz eligiesen de mudarse a la dicha poblaçion pudiesen verifficarse allí sus oficios y la merced que les tengo hecha dellos…”

Este párrafo contiene la orden de establecer oficialmente el nuevo poblado: “se de asiento a la nueva población”, no confundirse, en esta parte se pide darle forma legal al asentamiento existente, como un primer paso, aquí  no se le otorga el título de ciudad, además de confirmar que la mudanza era de la descarga de los productos de la flota, ya no se llevarían a la ciudad de Veracruz, sino que se bajarían directamente en el nuevo poblado.

Sobre los regidores de la ciudad de Veracruz (que no el cabildo) se plantea algo muy sencillo, si eligen irse al nuevo poblado, tenían la opción de ejercer su cargo con el mismo título que ejercían en Veracruz. Esto es esencial porque no se les obliga, solo se les da a elegir; así que bien podían quedarse en su ciudad y continuar con su cargo de regidor y por lo tanto, continuar formando  cabildo con el alcalde mayor.

Más adelante, el texto de la provisión detalla la creación del nuevo cabildo y el orden que debe tener, así como lo primero que debe hacer.

“…y mando que aya en ella para su mejor gobierno Cabildo y Regimiento que con la mi justicia tengan cargo del y por ahora se sirva por las personas que el dicho mi virrey nomvrase con declaraçion que si las personas que tienen rregimientos en la çiudad de la Veracruz quisieren verifficar sus mercedes y titulos en la dicha nueva poblaçion pasandose a ella sean admitidos y preffiriéndose por su antigüedad y asientos entre sí como allá lo haçian preffieran a qualesquiera rregidores que se nombraren para aquel cavildo sçepto a los mis oficiales reales que lo an de ser y desde luego e por nombrados a ellos y a los subçesores en sus oficios con la prelaçion y asiento que suelen tener que es en lugar consiguiente al de la mi justicia; y se aperçive a los dichos rregidores de la Veracruz que dentro de un mes elixan si quisieren goçar de lo que aquí se les conçede y los que lo quisieren açeptar se muden de asiento y lleven sus casas a el dicho puerto y que cumpliendo esto sean admitidos desde luego que las llevaren y se aveçindaren y se les dará la posesión con la prelaçion que si desde ahora ffueran y de otra manera se nombraran para el dicho cabildo los rregidores que convengan…”

Por lo tanto, el cabildo quedaba conformado por el Justicia del lugar, que era el castellano de San Juan de Ulúa, cabeza del nuevo cabildo y el regimiento, con una jerarquización: primero estaban las regidurías que tenían los oficiales reales, luego seguían las regidurías de los que vinieren de Veracruz, en caso que así lo hicieren, y por último, las nuevas regidurías.

A continuación en el texto, el virrey otorgó el título de ciudad al nuevo poblado, con la condición que fuera confirmado por el rey.

Así mismo, dispuso que el doctor Eugenio de Salazar fuera el encargado de cumplir lo ordenado y que en la banda de tierra firme del puerto mandara pregonar y publicar la provisión real, dando con ello por asentada la existencia de la nueva ciudad,  luego tendría que:

“…convocar y llamar al castellano y justicia mayor y a los dichos oficiales reales y a las demás personas de quien el cavildo oviere de votar si alguna por aora el mi Virrey nomvrare y asimismo si al dicho doctor pareçiere lo que al presente usan de oficio de rregidores en la çiudad de la Veracruz y así ayuntados en la çiudad de la Nueva Veracruz y oyda misa del Spiritu Sancto la tenga en mi nomvre y aga tener el primero cavildo con el escribano a quien esto pudiere o deviere tocar por aora …”

Esto fue lo que el virrey ordenó para establecer el primer cabildo de la Nueva Veracruz.

*

Cédula dada al Alférez Mayor.

En la cedula otorgada a Esteba Sauli Rapalo, alférez mayor de la ciudad de Veracruz (Hoy, La Antigua) el 15 de julio de 1600, se aportan datos de lo que hizo el doctor Eugenio Salazar en la banda de tierra firme de puerto de Ulúa a mediados de abril de ese año.

Al no conocerse los documentos que se generaron durante el cumplimiento de la Provisión Real, este es el único documento localizado que confirma el actuar del doctor Salazar.

“… el doctor Eugenio de Salazar, oidor que fue de esta Real Audiencia, que va promovido a el Real Consejo de las Indias se había hecho pregonar y pregono una Real Provisión en la nueva ciudad de la Veracruz que esta fundada en la banda de tierra firme de el dicho puerto…”

No aporta fechas precisas pero por otros documentos se conoce que el cambio de nombre ocurrió entre el 15 y el 26 de abril, así que seguramente  fue en esos días que se dio a conocer la Provisión en el asentamiento.

También, el doctor Salazar citó por auto a los regidores de la ciudad de Veracruz, incluido el alférez mayor (lo que me hace sospechar que además tenía el título de regidor) y les hizo aceptar las condiciones de la Provisión Real:

“…en que se mandó y dio facultad a los regidores de la dicha ciudad de la Veracruz vieja que quisiesen verificar las mercedes y títulos de sus regimientos en la dicha Nueva Veracruz lo pudiesen hacer y aceptasen dentro de un mes y que habiéndolo aceptado se pasasen a vivir con sus casas y familias a la dicha Nueva Veracruz…”

Les dio un mes para aceptar ser regidores de la nueva ciudad, pero por lo que notificó el alferez Sauli, él acepto de inmediato:

“…lo cual se le había notificado a él en lo particular juntamente con auto de el doctor Eugenio de Salazar en que mando que hiciese luego la dicha aceptación por los dichos regidores y prometiesen de pasarse dentro de seis meses con sus casas y familias a la dicha nueva ciudad y no lo haciendo no se admities en a el cabildo que quería hacer y él lo había aceptado sin perjuicio de su derecho, respecto de no quedar excluso de el dicho cabildo y conservar el que tiene de tal alférez mayor en la una y otra ciudad…”

Puede suponerse que los otros regidores conocidos, también, debieron aceptar: el Contador Cotrina y el tesorero Coco Calderón ya vivían allí, y lo mismo debió hacer Gerónimo Hernández Lucian, si se toma en cuenta que se le dio merced de solar con fecha 11 de octubre de 1600.

Lo que ya no aclara este documento es si hubo regidores nuevos, aunque por otros documentos posteriores parece que no.

Tampoco da a conocer si después de la aceptación, convocó al castellano y los regidores a reunirse, luego asistieron a la misa del Espíritu Santo, y por último, hicieran el primer cabildo de la Nueva Veracruz. Sin embargo, nada debió impedirlo.

En todo caso si hubo algún problema, y no hubo opción de hacerlo en todo lo que restaba el año, es seguro que hicieron un cabildo el 1 de enero de 1601.

Así fue como se estableció el cabildo y ayuntamiento de la Nueva Veracruz (hoy, ciudad de Veracruz).

Falso que el cabildo de la Veracruz (hoy, La Antigua) se hubiera mudado y por lo tanto, el actual cabildo sea el que se fundó en 1519

Referencias:

(1) AGN, Civil, Volumen 652, expediente 3, f. 58v-60v. (Leer aquí)

(2) AGN, General de Parte, Volumen 5, expediente 1001, f. 208. (Leer aquí)

***

Notas relacionadas en:

 Veracruz – Nueva Veracruz: Dos ciudades – Dos cabildos.