Saltar al contenido

En 1938 se halló la Real Provisión que trata sobre la fundación de la Nueva Veracruz.

10 marzo 2019

*

Este artículo de Luis Vega y Pavón fue publicado originalmente el 13 de noviembre de 1938 en el periódico El Universal y reproducido en 1960 en el libro La Ciudad de Veracruz 2. En el se da a conocer por primera vez el hallazgo de la Real Provisión del 28 de marzo de 1600, documento fundamental para entender la historia de la ciudad de la Nueva Veracruz (hoy, Veracruz). Han pasado poco más de 80 años de su hallazgo y muchos se niegan a reconocer su contenido, por una sencilla razón, se reconoce que la actual ciudad fue fundada en 1600 con el nombre de Nueva Veracruz y por lo tanto, no es la misma que fundó Hernán Cortés en 1519, ni cumplirá 500 años y mucho menos, su cabildo es el mismo que se estableció un día de mayo de 1519.

El autor inicia recorriendo las posturas de diversos historiadores sobre la fundación de la Veracruz y la Nueva Veracruz, y sus asentamientos, empezando por Clavijero, Humbodlt,  Alamán,  Lerdo de Tejada y Francisco del Paso y Troncoso, donde de manera puntual va señalando sus problemas, dudas y avances en comprender como se fue dando ese proceso histórico.

Además de trascribir la Real Provisión, hace lo propio con la solicitud hecha por Pedro Franco en nombre del Cabildo y Regimiento de la Nueva Veracruz en donde claramente deja ver que ellos ya concebían el hecho como el traslado de la ciudad, idea que estas autoridades no tenían mucho de haber comenzado a manejar; contrario a la postura de la Real Audiencia y que en la misma respuesta del Escribano Mayor de la Gobernación queda expuesto claramente al señalar que daba copia de la Real Provisión que trataba sobre “el título de ciudad a la nueva población de la banda de tierra firme”.  Esto es un título a un nuevo asentamiento no a un traslado.

Esta copia de la Real Provisión tiene algunos cambios de palabras con respecto al docuemnto original que se conserva en el Archivo General de la Nación, algunas sin mayor importancia pero otras que cambian el sentido de algunas frases. Se recomienda leer una versión actualizada o en su caso la publicada por Manuel B. Trens en el libro Historia de la H. ciudad de la Veracruz y de su ayuntamiento. Una ultima observación de esta copia con el original, hubo un cambio genealizado de la cedilla “ç” por la “z”.

**

RECTIFICACION HISTORICA SOBRE LA FUNDACION DE VERACRUZ.

FUE HALLADO UN VALIOSO DOCUMENTO QUE REVELA NOTABLES ERRORES

Por Luis VEGA Y PAVON.

A pesar del justo cognomento y relevante significación de la Heroica Veracruz, ora como arranque trascendental para el contacto de dos civilizaciones específicas en que se inicia la Conquista, y al par, se inaugura la vida civil de la Colonia; ora como alfolí al cual confluyen los productos autóctonos y las mercaderías transoceánicas, durante una cuaternidad de siglos determinantes de una cultura, asentada sobre una pluralidad de formas y actividades económicas; ora como bastión o talanquera adelantados, frente a los cosmócratas de Europa; u ora como el Sinaí de la Reforma liberal; mas, a pesar de esa su prestancia, decimos, no hemos logrado precisar la fecha de su fundación, cual ha sido asequiable a otras ciudades de la República.  A este propósito, destinamos las presentes dilucidaciones que, si modestas, tal vez no sean en balde para eso de aliñar o aclarar debidamente la cuna o armorial del gran pueblo jarocho. En primer término, a guisa de contravalación de nuestra tesis, veamos el parecer con que nos ilustran algunos historiadores.

En nota al calce de la “Fundación de Veracruz” en las inmediaciones de Quiahuitztla, el sapiente Clavijero hace la siguiente rectificación: “Casi todos los historiadores se engañan a cerca de la fundación de Veracruz; pues cuando dicen, que la primera colonia de los españoles fué la antigua, fundada sobre el río del mismo nombre, creen que no ha habido mas que dos ciudades con el nombre de Veracruz, esto es, la antigua, y la moderna edificada en el mismo arenal en que desembarcó Cortés; pero no hay duda en que ha habido tres con el mismo nombre: la primera, fundada en 1519, cerca del puerto de Quiahuitzla; que conservó después el nombre de Villa Rica; la segunda, la antigua Veracruz, fundada en 1523 o 1524; y la tercera, la nueva Veracruz, que hoy conserva este segundo nombre, y fué fundada por órden del conde de Monterrey, virey de México, a fines del siglo XVI, y recibió de Felipe III el título de ciudad en 1615”. (Historia Antigua de México y de su Conquista. T. II, págs: 17. Ed. 1844).

El Barón A. de Humboldt, a este respecto y con algunas inexactitudes, expone: “El Virey conde Monterey,  que gobernó el reino de México a últimos del siglo XVI, hizo echar los cimientos de la Nueva Veracruz o de la ciudad actual, frente al islote de San Juan de Ulúa, en la playa de Chalchiuhcuecan, en el mismo paraje donde desembarcó Cortés el dia 21 de abril de 1519. Esta tercera villa no ha obtenido los privilegios de ciudad, hasta el reinado de Felipe III, en 1615”. (Ensayo Político).

Don Lucas Alamán, en su Primera Disertación, nos asegura de manera cronológicamente imprecisa: “…la Villa Rica se trasladó primero, como hemos visto, a las inmediaciones de Quiabislan, donde permaneció durante la Conquista, habiéndose mudado después a la Antigua, de donde volvió, al cabo de algunos años al puesto que hoy ocupa la actual ciudad de Veracruz, que es el mismo en que desembarcó Cortés e hizo la primera fundación; variaciones en que si se ha tenido por objeto mejorar de temperamento, no se ha aventajado mucho, con ellas”. (Págs. 126).

El ilustre don Miguel Lerdo de Tejada, en sus Apuntes Históricos de la Heroica Ciudad de Vera-Cruz (ps. 265-266, del T. I.), asevera: “En 1599, al mismo tiempo que se preparaban las grandes fiestas con que iba a celebrarse la jura del nuevo rey de España Felipe III, dispuso el virrey D. Gaspar de Zúñiga y Acevedo, conde de Monterrey, la traslación de la villa de Vera-Cruz del punto de la antigua al lugar que hoy ocupa, conforme a la órden dada anteriormente por Felipe II. Esta traslación, aunque muy conveniente para el comercio, encontró algunas dificultades para ejecutarse, por la resistencia que todos oponen siempre a abandonar un punto en que mal o bien están acostumbrados ya a vivir, y para que no se demorase por más tiempo, se ordenó que pasaran a la villa las autoridades y los eclesiásticos, con lo cual se consiguió pronto el objeto. Aunque dicha traslación se verificó desde entonces, quedó siempre en la antigua una parte de la población, favorecida por el tránsito de los cargamentos y pasajeros que se dirigían del nuevo puerto hacía el interior del país o vice-versa, cuyo tránsito era forzoso, por ser aquel el único camino que existió hasta principios del presente siglo, en que fué construida la carretera que se interna por Vergara, Santa Fé y Puente Nacional. Todavía hoy a pesar de lo mucho que sufrió el pueblo de la antigua durante la guerra de independencia, como veremos en otro lugar, existe allí un pequeño caserío con algun vecindario, conservando su primitivo nombre, como un triste y solitario monumento destinado a recordar a los transeuntes el punto que ocupó en otro tiempo la villa Rica de Vera-Cruz”.

El sabio don Francisco del Paso y Troncoso, en su pormenorizada y luminosa Descripción de la Ciudad de Tablas, carta a don Gonzalo A. Esteva, desde Firenze a Roma, el 30 de abril de 1895, aduce entre otros particulares: “Con todo lo reunido, y lo que ya va encontrándose, me ha venido la idea de publicar un folleto con algun motivo plausible; y la ocasión me favorece, pues, dándonos Dios vida, llegaremos dentro de cuatro años al centenario tercero de la fundación de la Nueva Veracruz, que se hizo como recordará Ud., en el último año del siglo XVI de órden del Monarca español y por acuerdo del Conde de Monterrey, entonces gobernante de la Nueva España”. (Anales del Museo N. de A. H. E.- Ep. 4a., T. I, p. 369).

Los señores Niceto de Zamacois, ingeniero Manuel Rivera Cambas, filólogo José Miguel Macías, J. R. Southworth, y profesor Luis Pérez Milicua, sustentan, en principio, idéntico juicio respecto de la fecha de la fundación de la Nueva Veracruz. Que sepamos, sólo don Sebastián Camacho, en su Estadística del Estado Libre y Soberano de Veracruz, editada en 1832, con gran acierto discrepa de ese casi consenso, en estos términos: “…aunque su establecimiento fué el de 1600; y su cuerpo municipal primero que se instaló en México, fechó su primer acuerdo el 7 de marzo de 1601, habiendo continuado invariablemente con el carácter de capital de provincia”. (P. 58).

En Etymologicárum Nóvum Organum, del citado señor Macías, aparece al final una carta de don Francisco del Paso y Troncoso, dirigida al señor Teodoro A. Dehesa, desde Londres, el 24 de junio de 1900, informándole: “Tengo buenas noticias que darle acerca del encargo que me hizo usted, para que indagase por acá todo aquello que nos pudiera poner en camino de fijar precisa o aprosimadamente, la fecha de la fundación de nuestra Ciudad Heroica. El resultado no es definitivo; pero me convence más y más de que debemos tomar por ahora la fecha del 7 de marzo de 1601, dada por don Sebastián Camacho en su Estadística de 1832, como la más propia para la celebración del Centenario en igual fecha del año próximo venidero”. (1901).

Para corroborar este acerto, el eminente investigador refiere sus hallazgos en el British Museum y las relaciones criticas atinentes, que a continuación libremente extractamos: Cédula Real, expedida en Valladolid el 26 de marzo de 1603, por la cual se autoriza a la Nueva Veracruz para que se dé Ordenanzas (Reglamento), una vez que éstas fuesen enmendadas o adicionadas por el Virrey;  […]abores de verificación de la dicha cédula, especialmente en el Memorial y noticias sacras y reales del Imperio de las Indias Occidentales, de Juan Diez de la Calle, editada en 1646; advertencia de que aquel documento oficial ya se daba el título de Ciudad a la Nueva Veracruz, como se la dió a la Antigua, o sea la Nueva Sevilla, que a su vez sucedió a la Archidona, en Quiahuitztla; modificaciones frecuentes en la designación de la Nueva Veracruz; rebundancia –seguimos su criterio- de conferir a esta nuevo título, como se desprende de la Real Cédula de 19 de julio de 1615 –que don Francisco no tuvo a la vista- porque supone que se había concedido en forma legal a la ribereña del Huitzilapan, y porque sólo se efectuó un traslado de la puebla y del Cabildo ya existentes, parecer que robora con los decires del P. Cavo, don M. Lerdo de Tejada y Diez de la Calle; hace suya, como hemos notado, la afirmación del señor licenciado Camacho tocante a que el primer acuerdo del Ayuntamiento se llevó a cabo el 7 de marzo de 1601, circunstancia por la cual debe adoptarse, provisionalmente, esta fecha, como si fuese la de fundación material, y asegura: “… mientras un documento nuevo (que hasta hoy no he podido hallar) no la destruyera” y por último se afana, con su acostumbrada modestia, en conciliar supuestos de autoridades históricas, entre ellas Antonio de Herrera, autor de Descripción de las Indias Occidente en (1601), coétaneo de aquellos hechos y disposiciones de la corona.

La opinión del señor Del Paso y Troncoso, expuestas con bien medidas reservas, motivó que el 7 de marzo de 1901, el Ejecutivo de Veracruz celebrase con beneplácito público el tercer Centenario de la fundación de Veracruz, distribuyéndose medallas conmemorativas. Nosotros nos conformaríamos, obvio que provisionalmente, con el dictamen de tan sesudo, diserto e infatigable colector de joyas arqueológicas y bibliográficas, de no haber tenido la buena fortuna de encontrar la PROVISION REAL DEL VEINTIOCHO DE MARZO DE MIL SEISCIENTOS que aclara concluyentemente la interesantísima y cuestionada fecha del establecimiento definitivo y LEGAL  de la hoy Heroica Ciudad de Veracruz, documento que en seguida copiamos sin que alteremos las faltas ortográficas y la carencia de acentos y puntuación, achaques peculiares de amanuenses o compulsadores de aquella época:

“Muy poderoso señor.— Pedro Franco en nombre del Cavildo y rregimiento de la nueva ziudad de la Veracruz en el pleyto con el Fiscal de su Magestad sobre la election de alcaldes hordinarios: Digo que al derecho de mi parte conviene para presentar en esta causa que el escrivano en cuyo poder estoviere asentada la Real Zedula que por su Magestad se dio para trasplantar la ziudad viexa de la Veracruz en la dicha ziudad nueva me de un treslado auctorizado della por el dicho efecto. A Vuestra Alteza pido y suplico mande se me de el dicho treslado del libro donde esta asentada la dicha Real Zedula y pido justizia. Pedro Franco.

“En México a seis de mayo de mil seiscientos y ocho años estando los señores Presidente e Oydores de la Audiencia Real de la Nueva España en audiencia publica se leyó esta peticion y vista mandaron se le de el testimonio que por esta peticion se pide citada la parte.- Pedro Sánchez Moreno.

“En la ziudad de México en siete dias del mes de mayo de mill y seiszientos y ocho años Yo el escrivano yuso escripto notifique esta peticion y decreto a ella proveydo a el señor Licenciado don Francisco de Leoz Fiscal de su Magestad siendo testigo el secretario Francisco de Caravantes.- Joan de Vallejo escrivano de su magestad.

“En cumplimiento de lo qual yo Martín López de Gauna escrivano mayor de la governazion desta Nueva España por el Rey nuestro señor, hize sacar de uno de los libros della un treslado de una Real Provisión que mando librar y despachar el Conde de Monterrey Virrey que fue desta Nueva España sobre dar Titulo de Ziudad a la nueva Poblazion de la banda de tierra firme,  pues la que rrefiere la dicha Petizion cuyo tenor es como se sigue:

“PROVISION REAL.- Don Phelipe por la gracia de Dios Rey de Castilla de Leon de Aragon de las dos Zicilias de Jerusalén de Portugal de Navarra de Granada de Toledo de Valenzia de Galizia de Mallorca de Sevilla de Zerdeña de Córdova de Corzega, de Murzia de Jaen de los argarves de Algezira de Gilbraltar de las Yslas de Canaria de las Yndias Orientales y Ozidentales Yslas y tierra firme del mar ozeano Archiduque de Austria duque de Vorgoña Bravante y Millan Conde de Auspurg de Flandes y el Tirol y de Varzelona Señor de Vizcaya y de  Molina etcétera.- Por cuanto despues de haver ordenado por diversas vezes a los Virreyes presente y pasados de la Nueva España que mudasen la descarga de las flotas para que como se hazia en el Río y ziudad de la Veracruz  donde la carga se llevaba por la mar en barcas desde el puerto e Ysla de San Joan de Ulua en que las naos surgen y se amaran, se hiziese dende en adelante de la banda de tierra firme de aquel Puerto, donde estaban pobladas las bentas de Buitron y mandando al Virrey Conde de Monterrey que aora govierna procurase la entera execución y effecto deste yntento, assi antes como despues que por su orden se descybrio el camino nuevo que ay desde las dichas bentas a la ziudad de México sin tocar en la dicha ziudad.- Por parte de la ziudad de la Veracruz me ffue iecha relazion de ziertos yncombinientes y de algunas causas que avia para que se mandase zesar en lo comenzado y por zierta Zedula hordene al dicho Virrey que me ynformase y enviase relazion y parezer sobre el estado tan adelante que tenia aquello y sobre lo que rrepresentava y pedía  por parte de la ziudad, y abiéndoseme ynviado con los apuntamientos que parezia convenir y visto por el mi consejo de las indias fue acordado que se despachase, como últimamente e mandado despachar, otra mi Real Zedula para que el dicho mi Virrey prosiga en la mudanza de la dicha descarga y que se de asiento a la nueva población y que se a ydo haziendo cerca de las dichas bentas de Buitrón solía tener edificadas en aquella banda de tierra firme del Puerto procurando en todo asentarla y fortalezerla para su conservazion y aumento y estabilidad y que yo tenía por bien que si los Regidores de la Veracruz eligiesen de mudarse a la dicha poblazion pudiesen verificarse allí sus oficios y la merced que les tengo dicha de ello. Por tanto y con acuerdo del dicho Conde de Monterrey mi Virrey Lugartheniente Governador y Capitán General de la Nueva España y Presidente de la mi Audiencia y Chansillería Real que en ella reside para proveer en la execusion de lo sobredicho acorde el dar esta dicha mi carta en la dicha razon por la qual declaro a todas las personas del comerçio general y fuera del estantes y avitantes en el dicho Puerto y ziudad y en las demás ziudades billas y congregaziones y pueblos deste rreyno que las descargas de las flotas benideras de aquí adelante se an de hazer como por la presente mando que se agan en la vanda de tierra firme del mismo Puerto como se ha hecho enteramente sin ecepcion de mercaduría alguna la descarga de la flota general Joan Gutierrez de Garibay que de presente se está despachando  para bolver a los mis rreynos de Castilla aviendo sido ynformado que la nueva población que se ha comenzado y va prosiguiendo en el puerto sobredicho en nueva parte tomado principio del sentro de la çiudad de la Veracruz y que no puede dexar de ser en diminuyzion y quiebra della lo que asi se a proyectado en horden del vien comun y publico del rreyno,  y por que mi voluntad es que en quanto sea posible la dicha ziudad sea favorecida y honrrada y atento a su antiguedad y a los buenos y leales serviçios que della e rezibido se conserve y perpetue su nombre mando que la poblazion que la dicha poblazion sitia en la vanda de tierra firme del Puerto de San Joan de Ulua se llame para siempre la Nueva Veracruz y desta manera se yntitule y nombre por escripto de palabra  o en lo judizial y extrajudizial y en las cartas y papeles y comunicasion de la gente y mando que aya en ella para su mejor govierno Cavildo y rregimiento que con la mi Justizia tengan cargo del y por ahora se sirva por las personas que el dicho mi virrey nombrare con declarazion que simlas personas que tienen rregimientos en la ziudad de la Veracruz quisieren verificar sus merzedes y titulos en la dicha nueva poblazion pasandose a ella, sean admitidos y prefiriendose por su antiguedad y asientos entre sí como alla lo hazian preffieran a qualesquiera rregidores que se nombraren para aquel Cavildo acepto a los mis Oficiales Reales que lo an de ser y desde luego e por nombrados a ellos y a los subzesores, en sus oficios con la prelazion y asiento que suelen tener que es en lugar consiguiente a el de la mi Justizia y se aperzive a los dichos rregidores de la Veracruz que dentro de un mes elixan si quieren gozar de lo que aqui se les conzede y los que lo quisieren aceptar se muden de asiento y lleven sus casas a el dicho Puerto y que cumpliendo esto sean admitidos desde luego que las llevaren y se avezindaren y se les dará la posezion con la prelazion que si desde aora fueran y de otra manera se nombraran para el dicho Cabildo los rregidores que convengan y para mayor ennoblezimiento de la poblazion de la Nueva Veracruz que en el dicho Puerto se a fundado y para mas calificarla tengo por vien de criar la ziudad con cargo de que dentro de tres años saque nueva confirmazion mia despachada por el mi Real Conzejo de las Yndias y con el mismo la nombro desde luego por tal y le conzedo todas las grazias previlegios y livertades honrras y franquesas que por ello le competen y son devidas para que por el dicho mi Virrey Presidente e Oydores Governadores Alcaldes Mayores y Corregidores y otras Justizias les sean guardadas y para que se cumpla con efecto lo arriva contenido y con mayor y mexor fundamento se disponga cometo a el doctor Eugenio de Salazar que en esta flota pasa a servirme en mi Real Conzejo de las Yndias quedando lugar a ello al tiempo en que llegare al dicho Puerto y en el se detubiere mande pregonar y publicar esta mi carta y convocar y llamar al castellano y justicia mayor y a los dichos Oficiales Reales y a las demás personas de quien el Cavildo oviere de votar si alguna por aora el mi Virrey nombrare y asi mismo si al dicho doctor pareziere lo que al presente usan de oficio de rregidores en la ziudad de la Veracruz, y así ayuntados en la ziudad de la Nueva Veracruz y oyda misa del Espiritu Sancto la tenga en mi nombre y aga tener el primero Cavildo con el escrivano a quien esto pudiere o deviere tocar por aora y les dexe si conviniere ynstruccion de las advertenzias y mandatos que por aora la pareciere y envie relación al Birrey de lo que por sus hordenanzas o mandamientos convenga proveherse y para en caso que el dicho doctor Eugenio de Salazar no pudiese asistir a este negozio el castellano y justizia mayor lo executa hasta amparar en posezion a el dicho Cavildo y lo demas de advertenzias y mandactos les sobresea hasta consultarlo con el dicho mi Virrey, dada en Chapultepec a veinte y ocho de marzo de mil y seiscientos años. El Conde de Monte Rey. Yo Martín de Pedrosa escrivano Mayor de la gobernazion de la Nueva España por el Rey Nuestro Señor la fize escribir por su mandado su Virrey en su nombre.

“Y para que dello conste del dicho pedimento y mandamiento di el presente en México a ocho dias del mes de mayo de mill y seiscientos y ocho años siendo testigo a lo ver sacar y corregir Pablo de la Serna Jorge de Urquizu y Xpoval descovar vezinos desta dicha ziudad.— Mar tinLopez de Gauna.— rubrica”.

El texto que antecede es elocuentísimo y bastante, a nuestro principal propósito, por ahora, y no hay para que agregar ningún comentario respecto de la fecha de la fundacion legal de la entonces Nueva Veracruz mas únicamente haremos notar, para concluir, que la Antigua Veracruz fué reconocida oficialmente durante el siglo XVI  con el título de Ciudad, como puede comprobarse en las Ordenanzas para la Administración de Justicia (Segunda Audiencia) expedidas por la Reina Doña Juana de Madrid, el 12 de julio de 1530, en el apartado: “Un Oficial Resida en la Vera Cruz”: y, así mismo, en la cédula que a continuación insertamos:

“El Príncipe- Don Luys de Velasco, visorrey de la nueua España e presidente de la audiencia real que en ella reside. A nos se ha hecho relacion que el alguazilazgo mayor de la ciudad de la Vera Cruz está vaco por fin é muerte de la persona que lo tenia por merced de su magestad, é por que acá ha parescido que es bien que este oficio no se prouea a personas particular, sino que se de al alcalde mayor que es o fuere de la dicha ciudad para que le prouea persona que lo sirua, como la hazen los corregidores de las ciudades é villas destos reynos, vos mando que el dicho oficio de alguazil mayor lo deys al que fuere alcalde mayor de la dicha ciudad para que ponga persona que sirua el dicho oficio durante el tiempo que tuuiere la dicha alcaldía mayor. Fecho en la Villa de Valladolid a cuatro dias del mes de Septiembre de mili é quinientos é cincuenta y yn años.— Yo el Príncipe— Por mandado de su alteza, Juan de Sámano”.— (Cedulario de Puga.—T. II, p. 139).

No obstante el mandato real de 28 de marzo de 1600, aún es pertinente interrogar: ¿Cuál es la fecha que deba de adoptarse para precisar correctamente el aniversario de fundación de la hoy HEROICA VERACRUZ? Creemos que la investigación todavía no está terminada. (EL UNIVERSAL.- Año XXIII. Tomo LXXXVIII.- Núm. 9,008.- Pág. 2 Col. 1.- Segunda Sección.- 13 de noviembre de 1938).

Fuente: Pasquel, Leonardo, La ciudad de la Veracruz 2, México: Editorial Citlaltepel, 1960, pp. 131-145.

**

Notas relacionadas:

Nueva Veracruz: Provisión Real del 28 de marzo de 1600.

Nueva Veracruz: Creación de su nuevo cabildo y regidores en 1600.

1602: La ciudad de Veracruz conservaba su cabildo y preeminencias.

1600: La Nueva Veracruz hace su aparición en documentos.

1601: La Nueva Veracruz reconoce su fundación en 1600.

9 comentarios leave one →
  1. Luis Antonio Rodriguez Torselli permalink
    11 marzo 2019 22:01

    quisiera que se me proporcionara el nombre del autor de este artículo pues es neceario para mencionarlo si se hiciera una referencia en alguna investigación histórica. gracias

    • 11 marzo 2019 22:46

      El artículo fue escrito por Luis Vega y Pavón y publicado en El Universal el 13 de noviembre de 1938.

  2. Ramón permalink
    11 marzo 2019 14:47

    Leyendo todo el artículo y material que usted cita, varios de los autores mencionan los términos “trasplantar”, “mudar”, “trasladar”. Me surgen las siguientes preguntas ¿Es jurídicamente posible que la Antigua Veracruz se haya escindido en dos ciudades? ¿En el decreto el rey menciona en su cédula que : “SIMLAS PERSONAS QUE TIENEN RREGIMIENTOS EN LA ZIUDAD DE LA VERACRUZ QUISIEREN VERIFICAR SUS MERZEDES Y TITULOS EN LA DICHA NUEVA POBLAZION PASANDOSE A ELLA, SEAN ADMITIDOS Y PREFIRIENDOSE POR SU ANTIGUEDAD Y ASIENTOS ENTRE SÍ COMO ALLA LO HAZIAN PREFFIERAN A QUALESQUIERA RREGIDORES QUE SE NOMBRAREN PARA AQUEL CAVILDO”, entonces, estaba dejando a la Antigua Veracruz sin cabildo en caso de que ellos decidieran mudarse como seguro lo hicieron varios?

    • 11 marzo 2019 19:38

      El cabildo de la ciudad de Veracruz (hoy, La Antigua) se componía por el Alcalde Mayor, los regidores, el alférez mayor, el alguacil mayor y otros (como los alcaldes ordinarios), como bien destaca, la provisión solo menciona a los regidores (una parte de los que componían el cabildo). En 1600, en Veracruz solo había de 3 regidores de los 6 o 7 que normalmente debía haber, dos de ellos también ocupaban los cargos de Tesorero y Contador de la Hacienda Real. Los tres se mudaron a la Nueva Veracruz y se integraron al nuevo cabildo que quedo formado por el Castellano de Ulúa que era el Justicia Mayor, los tres regidores, el alférez y alguacil. Los regidores no abandonaron su regiduría en Veracruz, así que fueron regidores en las dos ciudades, lo mismo que el Alférez. El Tesorero y el Contador ocuparon ambas regidurias hasta su muerte. En ese momento, las regidurías se adquirían por medio del pago de cierta cantidad al Rey, al quedar Veracruz con muy poca población no hubo compradores porque seguramente no preveían recuperar su inversión. Ante la falta de regidores y demás funcionarios se dejo de hacer cabildo, ya que solo continuo en la ciudad el Alcalde mayor.

    • 12 marzo 2019 8:51

      Se me paso responder a su primera pregunta, la respuesta es: no, como se vera más adelante tanto en los hechos como por la Audiencia Real de México, las dos ciudades y sus cabildos eran considerados entes jurídicos separados y bien definidos, no importando que las personas que ocupaban los cargos de regidores fueran los mismos.

  3. Omar Mtz Suasnavar permalink
    10 marzo 2019 22:42

    Excelente aportación don Sr uluapa, como dice usted hace 80 años alguien hizo lo mismo que usted, sacó a luz con evidencia documental una de la historia y hecho histórico sobre la fundación real del actual Veracruz. Saludos cordiales y mi reconcimiento y felicitación por aportar información para los que defendemos una idea y mentalidad realista

  4. Robert De Rino permalink
    10 marzo 2019 20:18

    Muy buen dato…. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: