Skip to content

Cementerio en el campamento militar de Hernán Cortes en 1519.

21 noviembre 2016
Posiblemente, un paisaje semejante a este fue el que encontraron los españoles en 1519 al establecer su campamento militar frente a la isla de San Juan de Ulúa. Foto: Playa de Chachalacas en septiembre de 2016. Autor: Fernando Montes Gonzáles.

Posiblemente, un paisaje semejante a este fue el que encontraron los españoles en 1519 al establecer su campamento militar frente a la isla de San Juan de Ulúa. Foto: Playa de Chachalacas en septiembre de 2016. Autor: Fernando Montes Gonzáles.

*

El 22 de abril de 1519, Hernán Cortes y su armada, desembarcaron en los arenales frente a la isla de San Juan de Ulúa, en donde formaron un real o campamento militar para aproximadamente unos 500 soldados, más marineros y ayudantes. Sobre la conformación espacial del campamento no se sabe nada pero Bernal Díaz del Castillo describe de manea general el orden y zonas que inicialmente se hicieron: donde estaba la defensa, la definición de un centro religioso y espacio en donde se concentraban los dirigentes, esto es un centro político-militar, así como  la zona habitacional de los soldados y una caballeriza:

“… y asestaron los tiros, como mejor le pareció al Artillero, que se decía Mesa, y hizimos un Altar, adonde se dijo luego misa; e hicieron choças, y enramadas para Cortés, y para los Capitanes; y entre tres (cientos) soldados acarreavamos madera, e hicimos nuestras choças, y los cavallos se pusieron adonde estuviesen seguros: …”

Al paso de los días, tuvieron que definir el sitio donde enterrar los cadáveres, esto es, formar un cementerio, porque:

“…ya se avian muerto en el Real de heridas de lo de Tabasco, y de dolencias y hanbre, sobre treinta y cinco soldados,…”

No se tienen detalles de cómo y dónde fueron sepultados, pero seguramente debió ser en un sitio sacralizado por algún rito cristiano. Hasta podría pensarse que hubiera sido cerca de donde se celebraban las misas.

Según la narración de Bernal, luego se fundó la Villa Rica de la Veracruz y su cabildo, y a los pocos días, vino la mudanza hacia el norte, para establecerse cerca de Quiahuiztlán, en lo que sería el segundo asentamiento de la Villa Rica de la Veracruz.  Así que el sitio fue abandonado.

El cementerio quedo olvidado y no se sabe de su ubicación exacta. Este  puede definirse como el primer cementerio español, más o menos formal,  en el territorio de lo que más adelante sería la Nueva España.

*

Referencia:

Díaz del Castillo, Bernal, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, Madrid, Imprenta del Reyno, 1632.

***

Notas relacionadas:

Cementerios antiguos de la actual ciudad de Veracruz.

3 comentarios leave one →
    • 26 noviembre 2016 22:26

      Gracias por las recomendaciones, las tendré presente. Saludos y bienvenido nuevamente al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: