Skip to content

Nueva Veracruz: Establecimiento de compañías de milicianos (1938).

4 febrero 2016
1638:Se ordena establecer compañías de milicianos ante amenaza de ataque.

1638:Se ordena establecer compañías de milicianos ante amenaza de ataque.

***

1638

Mandamiento con el que se ordena se establezcan en la plaza de la ciudad compañías de milicianos, a causa de noticias enemigas. 

C.1, vol. 1, fs. 271-283

Comentario: El expediente está compuesto por 13 fojas , según el catalogo (1), por lo que se deduce consta de varios documentos, de los cuales Minerva Escamilla paleogafió el de la foja 271 a 275 en su tesis de licenciatura. (2) Se desconoce cuántos documentos componen el expediente

Se respetó la ortografía del texto publicado en la tesis (excepto unas palabras que se corrigieron), aunque se considera que debe cotejarse con el documento original resguardado en el Archivo Histórico Municipal de Veracruz, porque hay palabras y frases que generan dudas.

*

Paleografió: Minerva Escamilla Gómez

Copió: Uluapa Sr

*

f. 271-275

Don Lope Díez de Armendáriz marqués de Cadereita del Consejo de Guerra de su magestad, su mayordomo y virrey lugar theniente, gobernador y capitán general de esta Nueva España y presidente de la Audiencia y Chancillería que en ella reside= Por quanto el Rey nuestro señor es la guardia y custodia de sus reinos escusando los daños que enemigos pueden hacer en ellos y siendo las nuevas que se continuan del que padecen los vasallos en la navegación de las Yslas de Barlovento, seno mexicano, que estos días habido y en particular de las de que me ha dado quenta el gobernador de la Havana en carta de veinte de febrero de este año diciendo que se han visto velas de olandeses en aquellas costas y así mismo es tenido noticia que an escrito de la Vera Cruz de que sobre (sajal) se han visto doce velas del dicho enemigo olandés todo lo qual obliga a presumir lo que la demasía y atrevimiento del enemigo rebelde aunque con conocido riesgo suyo podía intentar en estas costas y resuelto que se prevengan las compañías del batallón alistado en el Obispado de la Puebla y aunque tan anticipadamente les tengo puesto por sargento mayor al capitán Santiago de Yriarte que al presente asiste al ajustamiento de los que havía y en sus contornos ay conviene que en la ciudad de la Puebla se haga muestra y forme presidio de las que dentro de sus canales estan alistados se reconozcan las armas, egercicio que los soldados y oficiales tienen para que esten egercitados y puedan salir al puerto de San Juan de Ulúa su guarda y defensa luego que llegue orden mía para ello, por el presente ordeno a don Andrés Pérez Franco, caballero de la Orden de Santiago, mi theniente de capitán general que el día que reciviere esta orden sin escusa ni dilación alguna haga se saquen las vanderas, junten los capitanes, oficiales y soldados y hagan alarde y les tome muestra reconozca las armas con que se hallan municiones de pólvora, plomo, cuerdas y lo mas su buen manejo necesario y en las casas de su morada haga se ponga cuerpo de guardia en forma y quedando este día una compañía con su vandera en él les de nombre y horden guarden los requisitos y circunstancias que sí estubieran en campaña en lo que no contradigese a la quietud del lugar advirtiéndoles para su tiempo lo demás que deben de hacer y el día siguiente entrará de guardia otra compañía saliendo la que se hallare en ella, lo uno y lo otro segun las ordenes y práctica militar en que egercitando la gente como quien tamvien sabe lo que en la ocasión se debe hacer y como quiera que la lealtad y amor con que los vecinos de la dicha ciudad acuden al servicio de su magestad lo an de aventaxar en esta ocasión como en propia causa y defensa de los cavalleros y personas de valor que quisieren yr a servir al dicho puerto asentando plaza en las compañías que fueren señaladas, ofresco en nombre de su magestad de hacerles merced según los servicios y gastos que en ellos hicieren y le serán renumerados como los que hicieren sus antepasados en la gusta conquista de esta tierra y si hubiere delinquentes que sus delitos en las cárceles o fuera de ellas no tubieren parte ni fueren de los (reclutados) alistandose para salir a servir luego que les sea mandado y en el interín asistiendo a su costa en la compañía que le fuere señalada y acudiendo a los guardias y demas egercicios que ordenare el dicho theniente de capitán general en nombre del Rey nuestro señor, les perdono la pena que por ello devían hacer para que queden de ellos y porque la ciudad en su cavildo y fuera de él, sepa el cuidado con que procuro su maior vien haviendose egecutado se hara notorio en su ayuntamiento y asentará en los libros y a la usansa militar pregone públicamente y dicho mi theniente escriva a los demás capitanes de aquella provincia en testimonio de esta orden para que cada uno por lo que toca, prevenga la gente para quando yo mande se haga o mande el general lo esté y como quiera que en estas ocasiones entre soldados y ministros de guerra suele haver discusiones cuio remedio previniendo e nombrado y dado título de auditor y superintendente de la justicia militar de dicha provincia y puerto y fuerzas de San Juan de Ulúa, así a las compañías que al presente estan alistadas como las demás que adelante se levantaren y alistaren, al licenciado don Fernando de Zepeda, juez por nombrado para diferentes efectos del real servicio en dicha ciudad de los Angeles y ordeno al dicho theniente de capitán general y a los demás que fueren nombrados y a los maestres de campo, sargentos mayores, capitanes y demás oficiales y soldados de guerra, le tengan y acaten como es tal y vien con él y le dejen usar el dicho oficio en todo lo que le toca o tocar puede, según las ordenanzas militares y dispuesto por derecho con apercibimiento a los dichos thenientes de capitán general, maestres de campo y sargentos maiores que hare con ellos, la demostración que combenga y mando a los capitanes y demás ministros y soldados que son y adelante fueren, le obedescan como a su auditor y juez superintendente de la justicia militar en todo lo que debe y quede ordenado, pena a los capitanes y alférez de pribación de sus oficios por un año y a los otros oficiales y soldados de las que les impusiere que egecutará en sus personas y bienes y los unos y otros lo cumplan y egecuten según dicho es; fecho en México a catorce de abril de mil y seiscientos y treinta y ocho años= El marqués de Cadereita.

A. y B.H.V.

A.H.M.

1638, c. 1, vol. 1.

f. 271-275

*

Se cambiaron algunas letras en las siguientes palabras, que aparentemente son errores involuntarios: “geneaal” a “general”, “enemogos” a “enemigos, “provengan” a “prevengan”, “tendo” a tengo”, “diho” a “dicho”, y “procupo” a “procuro”.

*

Fuentes: 

(1) Margarita de la Cruz del Ángel, et al., Catalogo de documentos coloniales 1608-1810, México : Archivo General de la Nación: Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz, 1993, p. 20.

(2) Escamilla Gómez, Minerva, La formación de la Nueva Vera Cruz a partir del estudio de sus fuentes primarias, tesis de licenciatura en Historia del Arte, Universidad Cristóbal Colón, Veracruz, 1992, p. 144-145.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: