Skip to content

Quinta semana: Fundación de la Villa Rica de la Veracruz.

27 octubre 2015
La fundación de la Villa Rica de la Veracruz ocurrió entre el 21 y el 27 de mayo de 1519.

La fundación de la Villa Rica de la Veracruz ocurrió entre el 21 y el 27 de mayo de 1519.

***

Cortes, desde que finalizó la plática con los totonacos ya tenía claro de ir hacia el norte, como se deduce cuando les expresa que pronto iría a ver al su jefe, también se debe tener presente  que apenas unos días antes había regresado Montejo, con la noticia de haber encontrado un puerto cerca de Quiahuiztlán.

Posiblemente ese mismo día, expuso la idea pero encontró rechazo de los leales a Diego Velázquez que proponían regresar a Cuba. Cortés rebatió sus argumentos y pareció convencerlos de seguir adelante.

Bernal al poner “una noche” da pie a pensar que no debió ser el mismo día del encuentro con los totonacos y el planteamiento de la idea de partir a Quiahuiztlán, porque bien hubiera puesto “esa misma noche” o algo semejante que indicara inmediatez en la acción. Así que parece sucedió cuando menos al día siguiente o más días. ¿Cuántos? No creo que pasara de dos o tres. Ya que Cortés debió actuar rápido.

Luego de que el grupo aliado a Cortés habló con Bernal a media noche, sobre poblar y nombrar a Cortés como capitán general y justicia mayor, el autor expone que el rumor se extendió por el campamento hasta llegar a los leales de Diego Velázquez.  Estos al enterarse encaran a Cortés, que nos les lleva la contraria y dispone pregonar que partirían a Cuba al día siguiente.

Es en se mismo momento, que los confabulados, exponen que se sienten engañados porque venían con la idea de poblar, entre otras razones. Acto seguido le solicitan a Cortes que poblase aquella tierra, quien después de simular cierta duda decide aceptar, pidiendo se le nombrase capitán general y justicia mayor. Le otorgan poderes ante el escribano Diego de Godoy, luego disponen fundar la Villa Rica de la Veracruz y finalmente, nombran alcaldes y regidores, entre otros cargos.

¿Qué tiempo consumió todo esto? Si la propagación del rumor fue en la mañana, la reunión con Cortes puede suponerse hacia el mediodía o la tarde. Esa misma tarde, bien se pudo otorgar el poder, fundar la nueva villa y nombrar los cargos del cabildo, aunque se ve difícil que esa misma tarde hubieran puesto la picota en la plaza y la horca en las afueras de la nueva villa/campamento.  Todo lo narrado bien pudo ocurrir en un solo día si se hubiera empezado muy temprano. Por lo tanto, hasta este momento, cuando menos va corriendo el tercer o cuarto día a partir de la llegada de los Totonacos. Ante la duda que todos esos eventos se hubieran sucedido en un día, bien puede considerarse que se hubiera ocupado un día más.

Otra opción es que el rumor se hubiera extendido durante todo un día, y muy temprano del siguiente se hubiera encarado a Cortés, momento en que dispone ser consecuente y decir estar dispuesto   regresar a Cuba, y posterior a ello, sus aliados le hubieran dado el poder, fundado la villa y asignado los cargos del cabildo, puesto la picota y la horca. Todo ello en un día, el cuarto o quinto desde la llegada de los totonacos.

Si los totonacos estuvieron con Cortés entre el 19 y 24 de mayo, entonces la fundación pudo ocurrir como mínimo el 21 o 22 de mayo y máximo 26 o 27 de mayo de 1519.

***

Extracto de lo narrado por Bernal Díaz del Castillo.

(…) despidió aquellos cinco mensajeros y les dijo que dijesen a su señor que él les iría a ver muy presto. (…)

(…) en aquellos arenales donde estábamos había siempre muchos mosquitos (…) no habia bastimentos, y el cazabe se apocaba, y muy mohoso y sucio de las fátulas, y algunos soldados de los que solían tener indios en la isla de Cuba, suspirando por volverse a sus casas, en especial de los criados y amigos de Diego Velázquez; y como Cortés así vido la cosa y voluntades, mandó que nos fuésemos al pueblo que había visto Montejo y el piloto Alaminos, que estaba en fortaleza, que se dice Quiauiztlan, (…) todos los amigos y deudos y criados de Diego Velázquez dijeron a Cortés que para qué quería hacer aquel viaje sin bastimentos, y que no tenía posibilidad para pasar más adelante, porque ya se habían muerto en nuestro res, de heridas de lo de Tabasco y de dolencias y hambre, sobre treinta y cinco soldados, y que nos darían guerra un día que otro, y que seria mejor que nos volviésemos a Cuba (…)  (Cortés) sosegó algo la parcialidad de Diego Velázquez, aunque no mucho, (…)

Parece ser que ya Cortés tenía puesto en pláticas con Alonso Hernández Puerto Carrero y con Pedro de Alvarado y sus cuatro hermanos, Jorge y Gonzalo y Gomez y Juan, todos Alvarados, y con Cristóbal e Olid, y Alonso de Avila, y Juan de Escalante y Francisco de Lugo, y conmigo y otros caballerosy capitanes, que le pidiésemos por capitán. (…) una noche, a más de media noche, vinieron a mi choza (…)

(…) Y lo que me platicaron fue: “¿Paréceos, señor, bien que Hernando Cortés así  nos haya traído engañados a todos, y dio pregones en Cuba que venía a poblar, y ahora hemos sabido que no trae poder para ello, sino para rescatar, y quieren que nos volvamos a Santiago de Cuba con todo el oro que se ha habido, y quedaremos perdidos, y tomarse ha el oro Diego Velázquez, como la otra vez? (…) Yo respondí que la ida de Cuba no era buen acuerdo, y que sería bien que la tierra se poblase y que eligiésemos a Cortés por general y justicia mayor, hasta que Su Majestad otra cosa mandase. Y andando de soldado en soldado este concierto, alcánzanlo a saber los deudos y amigos de Diego Velázquez, que eran muchos más que nosotros; y con palabras algo sobradas dijeron a Cortés (…) que luego nos fuésemos a embarcar, y que no curase de más rodeos y andar en secretos con los soldados, (…)

Y Cortés respondió sin mostrar enojo, (…)  mandó luego pregonar que para otro día todos nos embarcásemos, (…) Y los que habíamos sido en el concierto le respondimos que no era bien traernos así engañados; que en Cuba pregonó que venía a poblar, y que viene a rescatar, y que le requerimos de parte de Dios Nuestro Señor y de Su Majestad que luego poblase (…)  y que nosotros queríamos poblar y que se fuese quien quisiese a Cuba. Por manera que Cortés aceptó, (…)  y fue con condición que le hiciésemos justicia mayor y capitán general, y (…) le diésemos el quito de oro de lo que se hubiese, después de sacado el real quinto.

Y luego le dimos poderes muy bastantísimos, delante de un escribano del rey que se decía Diego de Godoy (…)

 Y luego ordenamos de hacer y fundar y poblar una villa que se nombró la Villa Rica de la Vera Cruz, (…)

(…) Y fundada la villa, hicimos alcaldes y regidores (…)

(…) y diré como se puso una picota en la plaza y fuera de la villa una horca, (…)

***

Notas relacionadas:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: