Skip to content

1943: El H. Ayuntamiento de Veracruz vendió una calle.

22 septiembre 2015
Entrada de la calle Día de la Marina (hoy ocupada por la Plaza de Artesanías) desde el Malecón. Fuente de foto: Google Maps.

Entrada de la calle Día de la Marina (hoy ocupada por la Plaza de Artesanías) desde el Malecón. Fuente de foto: Google Maps.

*

En 1943, el H. Ayuntamiento de Veracruz vendió la calle Día de la Marina (hoy, ocupada como Plaza de Artesanías) a escondidas o cuando menos, sin darlo a conocer. ¿El comprador? Un influyente conocido de los funcionarios del H. Ayuntamiento. Esto se descubrió cuando el Gobierno Federal intentó ampliar la av. Landero y Cos a lo que se opuso el supuesto dueño, generándose un pleito legal.

No se conoce como siguió el litigio pero la calle volvió a ser pública hasta que en años recientes al mismo H. Ayuntamiento le gusto para Plaza de Artesanías. Es decir, solo se salvo algunas décadas pero ya estaba predestinada a ser privatizada.

¡Tiempos aquellos en que el Ayuntamiento de Veracruz vendía calles, mercado, parques, etc., a sus conocidos! ¡Tiempos aquellos en que los funcionarios creían que la ciudad era suya y podían disponer de ella a su antojo! Lo bueno es que ya no sucede, ¿o sí?

Aquí la historia:

*

VERACRUZ

Calles en Venta

Los comentaristas porteños, atentos todavía a la noticia, dada por la prensa local, de cierta venta de terrenos que aún están bajo las azules aguas del Golfo de México, han encontrado un nuevo tema: la venta de una calle, acto realizado nada menos que por el Ayuntamiento jarocho. Lo de la venta de las tierras submarinas se explica fácilmente si se aclara que tales terrenos habrán de convertirse, en fecha no lejana, en lotes fácilmente urbanizables, gracias al dragado de buena parte de la playa donde se levantará el nuevo malecón, que ganará al mar tierras que van desde la Playa de Hornos a Villa del Mar. Esas tierras, vendidas hoy “en futuro”, como algunas cosechas –y, naturalmente, a muy bajo precio- proporcionarán buenas ganancias a los progresistas compradores.

Lo que nadie se explica aún es que el mismo Ayuntamiento que vendió los terrenos ocultos todavía bajo el movible manto de las olas, haya vendido también una calle de la ciudad, en su afán desmedido de vender todo lo vendible.

Un Sr. Germán Uzcanga, conocido influyente en el Ayuntamiento jarocho, adquirió en Junio de este año — según consta en escritura pública firmada ante la fe del notario Lic. Manuel Gutiérrez Zamora, e inscrita en el Registro Público de la Propiedad bajo el No. 23, a fojas 87/91 del tomo 506, Sec. I — una calle situada a poca distancia del centro de la ciudad.

La calle enajenada figura en el plano de la ciudad como calle sin nombre, y así aparece al determinarse los linderos de la manzana No 19. El diario El Dictamen había informado, una semana antes de la venta, que la calle — 14 ms. de anchura y 40 de largo, entre las de Molina y Serdán — había empezado a ser asfaltada. Al frente hay construcciones y, lo que es más curioso, la Oficina de Salubridad del puerto acababa de aprobar los planos del Sr. Heliodoro García, propietario de un terreno ubicado en la manzana 19, con una salida de garage precisamente a la calle sin nombre, hoy en litigio.

La venta de la pequeña vía pública habría quedado sine die, en la sombra, si no hubiera sido porque, durante su reciente visita al puerto — 30 millones para obras de beneficio general —  el Presidente Avila Camacho, deseoso de que Veracruz sea más atractivo, acordó construir una avenida en los terrenos ganados al mar, precisamente donde antes se levantaba el viejo Mercado — nidal de zopilotes —, ampliando para ello la Av. Landero y Cos.

Al publicarse en El Dictamen la noticia de que esas obras se iniciarán en breve, el dueño de la calle envió a la Junta de Mejoras Materiales una carta en la que notificaba su oposición al proyecto: se negaba a proporcionar paso por una propiedad particular, muy suya, cuya adquisición había sido aprobada por la Legislatura anterior. Lo que ignoraban el influyente Uzcanga, el Ayuntamiento y hasta la pasada Legislatura es que, por acuerdo del Presidente de la República, según decreto del 22 de enero de 1942, todos los terrenos ganados al mar pasaron a poder del Ejecutivo Federal y, en consecuencia, la única capacitada para enajenarlos es la Sría. de Hacienda.

Como hace poco tiempo que el mismo Ayuntamiento hizo desalojar a los locatarios del Mercado Trigueros, para venderlo también, los bromistas de los portales han empezado a especular con la posibilidad de la venta de la Plaza de Armas.

*

Fuente de texto: “Veracruz. Venta de una calle.” Tiempo, Semanario de la vida y la verdad, 12 de noviembre de 1943, Vol. IV. Núm. 80 pp. 13-14

Ubicación de la calle Día de la Marina.

Ubicación de la calle Día de la Marina.

***

Notas relacionadas:

El callejón que desapareció en la Nueva Veracruz.

Leyenda del callejón Líbranos Señor (José María Esteva, 1868)

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 9 noviembre 2015 11:33

    Gracias por darnos este repaso cultural por lo que fue un hermoso lugar porteño que debió haber guardado esa heroisidad, ese encanto con tantantos sitios emblemáticos que hoy ya no existen y que fueran punto importante para la diversidad turistica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: