Skip to content

“Digitus impudicus” o “El gran falo de Veracruz”

28 junio 2014
Analogía entre el monumento del Malecón y la señal del dedo impúdico.

Analogía entre el monumento del Malecón y la señal del dedo impúdico. Fuente de foto (izq) : Rescate Centro Histórico Veracruz / Facebook.

*

No todo tiene solo un significado, ni puede ser interpretado de una sola manera, creo, que esto bien puede aplicarse al monumento recién construido en el Malecón de Veracruz.

El monumento se hizo para conmemorar los 100 años de la invasión de Estados Unidos, aunque en realidad, es el mausoleo de 3 de los cientos de héroes que hubo en tal evento histórico. El 21 de enero, se inició con la demolición de la fuente existente y su construcción terminó en abril, justo a tiempo para las ceremonias oficiales de la Secretaría de Marina Armada de México.

Esta nota no se enfoca en el significado explícito del monumento, o al cuestionamiento sobre la elevación a únicos héroes de 3 de los defensores, o plantear que ante la existencia de un monumento de los héroes en la glorieta de la av. 16 de Septiembre y la calle Arista, allí debieron de colocarse los restos de estos héroes. Mucho menos se trata de hacer una burla al objetivo primordial del monumento que es honrar a 3 de los cientos de héroes que defendieron la ciudad de Veracruz en 1914.

La intención es mostrar uno de los posibles orígenes y significado de la composición formal del monumento, desentrañar el mensaje oculto de la forma. Generar una nueva lectura.

La premisa fundamental es que todo objeto tiene un motivo generador o una interpretación dada por el autor, que puede ser lo mismo que interpreten los espectadores del objeto u  puede ser otra interpretación muy distinta.

No se puede saber cuál fue el motivo inspirador del diseñador y como fue decantando la composición hasta llegar al resultado final. El autor solo mostró unos bocetos en Facebook en los que describe cada una de las partes del monumento. Que nada dicen sobre el origen de la forma. La interpretación aquí dada nada tiene que ver con el diseñador, pero si puede reflejar su subconsciente.

No profundizaré en una interpretación teórica sobre el arte y su relación con este objeto, por estar fuera de mi alcance. Seguro que habrá muchos expertos en la materia que podrán abundar sobre ello. Solo quiero indicar, mostrar una interpretación de la forma geométrica y composición del monumento de manera directa y clara; y basándome en ello, lanzar la pregunta de si esto es valido.

El monumento y la propuesta de interpretación.

El conjunto se compone de 4 volúmenes paralelepípedos, uno central de gran altura flanqueado por tres de poca altura: dos laterales y uno al frente, sobre cada uno de estos se colocó una escultura de los héroes.

En general, los elementos verticales de gran altura, se relacionan con el culto fálico presente desde las culturas neolíticas, pasando por los egipcios con sus obeliscos, hasta la actualidad con algunos edificios o algunas esculturas urbanas contemporáneas. Con este antecedente, se puede plantear la búsqueda de un significado similar en el monumento del Malecón.

¿Hay algo más allá de lo que vemos?

En el monumento se distinguen claramente la partes de un falo.

En el monumento se distinguen claramente la partes de un falo.

Haciendo el traslado literal de cada parte del aparato reproductor masculino al monumento, es claro cuál es el falo y sorprende el hecho que puede distinguirse el glande en el remate blanquecino que tiene los escudos y los pliegues del prepucio en las franjas que lo circundan y que según el autor hacen referencia a las 5 centurias de la Villa Rica de la Veracruz. Los volúmenes pequeños que están cerca de su base representarían los testículos, pero aquí viene la pregunta ¿Por qué 3? ¿Acaso este detalle echa en tierra lo que se viene planteando? La respuesta es: No.

La explicación a ello parece estar en que la referencia fálica es secundaria, la idea principal de la composición del monumento es una señal popular utilizada para insultar y que a su vez hace referencia al falo.

La señal es la conocida desde la antigüedad como “dedo impúdico” (Digitus Impudicus) y que se hace al extender el brazo con la mano en alto, dejando erecto el dedo medio y flexionando el resto, con la palma hacia el rostro del sujeto que lo hace y el dorso de la mano hacia la persona a quien se dirige el insulto. La señal ha tenido diversas connotaciones con el paso el tiempo, pero actualmente se usa para insultar, agredir, así mismo tiene una connotación más explícita en la que se sugiere lo que se puede hacer con ella.

Por lo tanto, trasladando esta señal al monumento se puede identificar que el dedo medio está representado por el volumen más grande y los tres volúmenes pequeños representan a los dedos: pulgar, índice y anular flexionados.

La posición de estos 4 elementos del monumento con respecto a la ciudad, lleva pensar que se concibió a la ciudad como la persona que hace la señal ofensiva y el monumento, la mano con la señal. Todo ello dirigiéndose hacia la bahía y aquí entra el hecho histórico: El 21 de abril de 1914, los barcos estadounidenses se ubicaron allí para iniciar el desembarco y el bombardeo de la ciudad. Por lo tanto, la señal estaría dirigida a los que estuvieron en la bahía, aquel día.

Siguiendo esta lógica, lo que se desea transmitir con el monumento es un insulto permanente a la acción militar de los estadounidenses en 1914.

Esta interpretación puede parecer rebuscada o que forma parte de la picardía jarocha, incluso, una de las libertades creativas del diseñador o un poco de humor por parte del diseñador, buscando que el monumento sea una forma de venganza por aquella afrenta que sufrió la ciudad al ser invadida durante 7 meses y que dejo cientos de ciudadanos muertos.

Esta interpretación, que no deja de ser subjetiva, plantearía otra interrogante.

Desde un punto de vista popular o patriotero puede ser valido realizar un monumento con la finalidad de insultar a un agresor pero ¿Esto es apropiado en términos diplomáticos y de relaciones internacionales actuales? Sin duda, la respuesta es obvia.

Por lo pronto, siguiendo con cierto humor irresponsable se puede rebautizar a este “Digitus impudicus” como “El gran Falo de Veracruz”, retomando la idea del diseñador al identificarlo como un “quinto faro” de la ciudad.

¿Y porque no?, ya metidos en la grandilocuencia que ronda en las obras del centro histórico y siguiendo la línea de los que buscan los logros mas grandes del mundo como: “el lechero más grande del mundo”, “el arroz a la tumbada mas grande del mundo”, etc., este bien podría ser “El insulto más grande del mundo”

En la composición formal del monumento hay una clara referencia a los dedos de una mano haciendo la señal, aquí el lado que hace frente hacia la ciudad.

En la composición formal del monumento hay una clara referencia a los dedos de una mano haciendo la señal, aquí el lado que hace frente hacia la ciudad. Fuente de foto: Rescate Centro Histórico Veracruz / Facebook.

*

Lado del monumento que hace frente a la bahía, representando el dorso de una mano haciendo la señal. Fuente de foto: Rescate Centro Histórico Veracruz / facebook.

Lado del monumento que hace frente a la bahía, representando el dorso de una mano haciendo la señal. Fuente de foto: Rescate Centro Histórico Veracruz / facebook.

*

Analogía entre una imagen de la ciudad con el monumento en el extremo del Malecón y una persona haciendo la señal.

Analogía entre una imagen de la ciudad con el monumento en el extremo del Malecón y una persona haciendo la señal.

*

Esta imagen no necesita explicación, así que cada quien la interprete de la menor manera. Fuente de foto: Rescate Centro Histórico Veracruz / Facebook.

Esta imagen no necesita explicación, así que cada quien la interprete de la menor manera. Fuente de foto: Rescate Centro Histórico Veracruz / Facebook.

***

Notas relacionadas:

Veracruz: Las bancas del Malecón.

Veracruz: A 2 meses de inauguradas hay bancas rotas en el Malecón.

Veracruz: La nuevas bancas del Malecón siguen rompiendose.

Veracruz: Las bancas del Malecón están rotas (2-enero 2014)

Veracruz: La feria del Malecón y los paseos a Sacrificios.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Angel Hernandez Ramos permalink
    13 junio 2015 13:11

    haber puesto a manolo ruiz falcón, como director de centro histórico, es como coloquialmente se dice, “poner la iglesia en manos de Lutero”. ya tuvimos la experiencia del desarrollo de sus proyectos y las consecuencias. El tiró el muro de contención a lo largo del bulevar y colocó un tubo en su lugar; la lógica orilló a la autoridad a quitar el tubo y restituir el muro de contención, la pregunta obligada ¿tendrá que venir otro presidente municipal a “desfacer los entuertos cometidos”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: