Skip to content

Nueva Veracruz: Calle de Chafalonía.

13 noviembre 2013
Calle Francisco Canal esquina con la av. Zaragoza. A partir de la esquina hasta la av. Independencia, en el siglo XVIII y XIX, se llamo: Calle de Chafalonía. A la izquierda, se ve una parte del hospital de Belen, hoy ocupado por el IVEC, en donde Tomas de Chafalonía tenía varias casas en 1643. Foto: Google maps.

Calle Francisco Canal esquina con la av. Zaragoza. A partir de la esquina hasta la av. Independencia, en el siglo XVIII y XIX, se llamo: Calle de Chafalonía. A la izquierda, se ve una parte del hospital de Belen, hoy ocupado por el IVEC, en donde Tomas de Chafalonía tenía varias casas en 1643. Foto: Google maps.

*

La antigua nomenclatura de las calles de la ciudad de la Nueva Veracruz tenía varios nombres raros pero el que sin duda llama la atención por no ser de uso cotidiano es el de Chafalonía.

La calle de Chafalonía ahora forma parte de la calle Francisco Canal, ya que solo comprendía el tramo entre la av. Zaragoza y la av. Independencia. El cambio de nombre ocurrió a finales del siglo XIX.

El paso de los años provoco que la razón de haberle puesto ese nombre se haya olvidado, por lo que cuando los investigadores en el siglo XIX y XX buscaron una explicación, solo tuvieron el nombre y en base a  la etimología de la palabra, creyeron encontrar la respuesta. Con tan poca información fue fácil que erraran en su intento. El principal error fue no rastrear la historia de la calle.

No se sabe con exactitud, cuando se empezó a utilizar el nombre. Los documentos localizados con las primeras menciones son de 1734, 1739 y 1743. Esto no quiere decir que sean los primeros, solo son lo que de manera fortuita se han consultado. Otra aclaración, en estos primeros documentos no señalan a la calle sino al “paraje denominado Chafalonía”, (1) “Barrio que llaman de Chafalonía” (2) o “sitio llamado de Chafalonía”. (3) En el plano de la ciudad de 1800, aparece claramente la calle con este nombre. Por lo que puede suponerse que fue en ese periodo que a la calle se le empieza a llamar así.

Origen del nombre.

El nombre proviene de Tomas de Chafalonía, vecino de la ciudad durante el siglo XVII. En los años 1640s, Tomas de Chafalonía era dueño de gran parte de la cuadra que actualmente conforman la av. Zaragoza, la av. Gómez Farías, la calle Francisco Canal y la calle Rayón, aunque en esa época era casi la mitad de su tamaño.  La parte oeste de la manzana que ocupo el Hospital de los Betlemitas, hoy IVEC. También, cabe la posibilidad que el nombre se deba a su hijo Andrés Arias de Chafalonía pero es poco probable.

No se tienen muchos datos personales sobre Tomas, excepto que estuvo casado con Sebastiana de Arriola y sus hijos fueron Martín de Arriola, María de la O y Andrés Arias de Chafalonía. En 1643, Tomas fundó una capellanía de misas rezadas, imponiendo un censo de 2000 pesos sobre una casa que tenía en la actual av. Zaragoza casi esquina con la actual calle de Rayón. Tomas también era dueño de las demás casas hasta la actual calle de Francisco Canal. (4)

A su muerte, las casas las deben haber heredado sus hijos, entre ellos Andrés que era presbítero y propietario de la capellanía fundada por su padre, fue muy activo en diversas puestos dentro de la iglesia y otras actividades. Murió en 1688.

La razón por la que el apellido de su antiguo dueño no se olvidara, aunque las propiedades pasaran a otros dueños fue, sin duda, el censo que estaba cargado sobre la casa para la capellanía que fundo en 1643. Después de la muerte de Andrés, hubo otros capellanes que usufructuaron los réditos del censo.

Algo debió suceder con los dueños de las casas entre los años 1710s y 1720s, porque para 1728, la casa estaba en ruina y se tuvo que vender como solar en 1729, sin embargo, no nada más esa casa estaba en ruina sino toda la cuadra que estaba casi sepultada por la duna que se formaba en esta zona de la ciudad.

El solar lo compro el regidor Pedro de Rojas y con ello el sitio perdió su último vínculo con la familia Chafalonía, pero para entonces, ya el apellido estaba bien arraigado al lugar y la gente lo identificaba con el mismo. Esto explica, el  que primero se conociera como barrio, paraje o sitio.

Las fachadas de las casas propiamente quedaban sobre la av. Zaragoza, entonces ¿Por qué fue la calle transversal la que tomo el apellido? No se sabe, solo se pueden hacer especulaciones. A lo mejor era usual tomarlas como referencia y decir “esta la calle que va a las casas de Chafalonía” por ser uno de los extremos de esa calle, o por lo raro del apellido, o acaso poseía Tomas o su hijo Andrés otras casas sobre esa calle. Eso no se podrá definir con precisión hasta encontrar otros datos. Lo que sí parece obvio es la relación de esta familia primero con el nombre del barrio y luego con el de la calle.

En 1727, la cuadra en donde estaban las propiedades de Tomas de Chafalonía (en rojo) estaban en ruinas y solo quedaban los cimientos casi enterrados por la duna. Fuento de imagenes: Archivo General de la Nación.

En 1727, la cuadra en donde estaban las propiedades de Tomas de Chafalonía (en rojo) estaban en ruinas y solo quedaban los cimientos casi enterrados por la duna. Fuento de imagenes: Archivo General de la Nación.

*

Versión que ha existido del origen del nombre.

La versión actual proviene de la definición etimológica de la palabra, y a partir de ello, se llegó a suponer la existencia de un gremio de plateros establecidos en la calle. Lo que a la luz de los documentos resulta una equivocación.  En 1896, José Miguel Macías lo explica así:

Chafalonía. “Prov. América: plata labrada vieja, destinada á fundirse de nuevo.” (Chao.) De aquí, que la calle de Chafalonia, hoy Merced en Veracruz, debiera su nombre á un establecimiento destinado á la fundición de metales precisos. Sus elementos son: el verbo chafar (V.), la desinencia aumentativa on (V.), y el subfijo nominal ía. (5)

Juan Klunder en su libro: Las antiguas calles de Veracruz, continuó con la misma explicación:

No. 36

“LA CHAFALONIA”

Sigue la calle de: “La Chafalonia”. Estaba comprendida entre la actual avenida de Zaragoza y el actual callejón de “Francisco J. Clavijero”, se llamó calle de la Chafalonia, porque en ese barrio, habitaban artesanos del gremio de plateros, designados con el nombre de “Chafallones”, que eran individuos autorizados por el gobierno español para aquilatar los metales preciosos, los que una vez reconocidos los aquilataban con el “Quinto”. (6)

*

Por último, dos aclaraciones con respecto al texto de Klunder:

1.- Es “Calle de Chafalonía”, no “Calle de LA Chafalonía”, porque así aparece en los planos del siglo XIX y en los documentos del siglo XVIII.

2.- La calle que tenía este nombre comprendía desde la av. Zaragoza a la av. Independencia. No era hasta el callejón de Francisco J. Clavijero, según se puede verificar en los planos del siglo XIX.

*

Referencias:

(1) Calderón Quijano, José Antonio, Historia de las fortificaciones en Nueva España, Editorial CSIC – CSIC Press, 1984, p. 130

(2) AGN, Bienes Nacionales, vol. 1501, exp. 7

(3) Archivo Notarial de Xalapa, Protocolo, f. 523-526v, No. 25, 23 de septiembre de 1643. (Aclaración: Sólo se consultó la ficha del catálogo disponible vía internet, no se tiene la certeza que el texto corresponda al documento original)

(4) AGN, Bienes Nacionales, vol. 1618, exp. 7

(5) Erratas de la fe de erratas de don Antonio Valbuena por José Miguel Macías, vicerrector del Colegio Preparatorio del Estado. Sexto y último montón. Edición de los domingos del “Diario Comercial.” Veracruz. Tip. “El Progreso” de J. Ledesma, Salinas 32. 1896.

(6) Klunder y Díaz Mirón, Juan, Las antiguas calles de Veracruz, México: Citlaltépetl, 1972, p. 55

Agradecimientos:

Gracias a 666 por su ayuda en esta nota.

***

Notas relacionadas:

Nueva Veracruz: Calle de Chafalonía

Nueva Veracruz: Calle de las Damas.

Leyenda del callejón Líbranos Señor (Juan José González,1943).

Leyenda del callejón Líbranos Señor (Ángel Rabanal, 1958)

Nueva Veracruz: Callejón Líbranos Señor (hoy, Holtzinger)

Nueva Veracruz: Calle María Andrea.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. jorge rios permalink
    31 mayo 2014 20:58

    No quiero causar controversia, díganme loco si quieren, pero en los ochentas en esa esquina de canal y Zaragoza, sino mal recuerdo habia una panadería que derrumbaron y en eso en los cimientos mo subsuelo , se encontró mercurio, recuerdo muy bien que pasando por Zaragoza en el camión Costa verde, a los pocos dias de haber tirado el inmueble de la antigua panaderia llego mucha gente para estar extrayendo con jeringas mercurio, lo vi yo. Muchos decian: esto se parece a la fiebre de oro de california! claro que a los pocos dias prohibieron el paso de los ciudadanos para seguir extrayendo el plateado liquido, por muchos años creí que por esa zona se depositaba el azogue que luego enviaban a las minas de el norte, pero con lo que acabo de leer, deduzco que ahi
    era donde se utilizaba el mercurio..

    • 2 junio 2014 10:00

      Creo que estaba en lo correcto al pensar que el mercurio encontrado era consecuencia del azogue que enviaban a la minas del centro de la Nueva España. En la ciudad no se utilizaba tal producto.

      • 2 junio 2014 11:53

        Asi es, a los pocos dias fui y ya estaba cercado como propiedad privada, no permitieron mas seguir sacando mercurio que a flor de tierra se veian los charquitos plateados, supongo que si se excava de nuevo a los pocos metros seguiran encontrando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: