Skip to content

Nueva Veracruz: Callejón Líbranos Señor (hoy, Holtzinger)

31 octubre 2013

Callejón Líbranos Señor (hoy, Sebstián Holtzinger). Foto: Google Maps.

Callejón Líbranos Señor (hoy, Sebstián Holtzinger). Foto: Google Maps.

***

Las calles de Veracruz tienen aún muchas historias que contar, son conocidas muchas de sus leyendas pero poco se sabe de su formación y el origen de sus nombres, en base a fuentes documentales.

A propósito del día de muertos y la leyenda conocida del callejón de Líbranos Señor, es que se da a conocer el origen, nada fantasmagórico, de este callejón.

El nombre actual de este callejón es Sebastíián Holtzinger, pero antes de ser conocido como Líbranos Señor, en el siglo XVIII llevó el nombre de callejón de la Cruz. Está ubicado medio de la manzana que forman las avenidas 5 de Mayo, la calle Lerdo, la av. Madero y la calle Juárez, cruza en dirección Este-Oeste, de 5 de Mayo a Madero.

En general es difícil documentar la formación de una calle o el origen de su nombre, pero con este callejón se tiene la oportunidad de conocer de primera mano, los motivos y quienes lo formaron, hasta el día que se firmó su “acta de nacimiento”, por así decirle.

*

En los años 1630s, la ciudad ya estaba definida en sus calles y manzanas, incluso con el trazo de una trinchera en donde más adelante se construyó la muralla. Las instituciones civiles y religiosas ya tenían sus edificios en el lugar que conservaron en los siguientes siglos. Varios callejones nacieron por común acuerdo entre los propietarios de los solares colindantes, entre estos esta  el de un callejón que todavía perdura: el callejón Holtzinger o Líbranos Señor nombre con el que se le conoció, cuando menos, desde el siglo XVIII.

El callejón se estableció por un acuerdo entre fray Juan Roson, el provincial mayor de la orden de San Hipólito y Gabriel Pascual, dueño de los solares, fechado el 8 de marzo de 1635.

Para llegar a ello se tuvo que pasar por un pleito legal, que debió empezar casi al mismo tiempo que Gabriel compro un solar, así que iniciemos desde ese momento.

El 10 de junio de 1628, Gabriel Pascual, de oficio herrero y cerrajero,  y su esposa María de la Cruz compraron al Provincial de los descalzos de la orden de Nuestra Señora del Carmen un solar enfrente de la iglesia y la enfermería del hospital de San Juan de Montesclaros, cruzando la calle de las Damas. (1)

El solar aparentemente estaba sin construcciones importantes. En la panorámica de los años 1620s, atribuida a Adrián Boot, en la cuadra solo se ven dos casas de diferentes tamaños y la mayor parte vacio. El solar que compro Gabriel Pascual podría presumirse que se trata de uno de los 6 solares que en 1597 se le dieron a la orden de Nuestra Señora del Carmen para establecer una hospedería, lo que nunca se llevo a cabo, por lo que es lógico que decidieran vender los solares. Solo que al ser solares yermos, el hospital de San Juan los usaba para desalojar sus desperdicios, a través de ellos, por lo que la venta a un particular genero problemas.

El hospital  inició un pleito ante el corregidor Tomas de Castañeda, quien emitió su sentencia a favor del hospital, adjudicándole el solar. Pascual llevo el pleito a una segunda instancia ante la Audiencia Real de la Ciudad de México.  En 1635 continuaba el pleito en la Audiencia Real.

En algún momento, Gabriel Pascual decidió empezar a construir en su solar, por lo que el 2 de marzo de 1635, fray Marcos López, hermano mayor del hospital presenta una denuncia ante el corregidor de la ciudad, Alonso de Guzmán, para que ordene a Gabriel Pascual y a Juan Alonso de Calderón detener la obra, exponiendo los siguientes motivos:

“… porque si se labrase y prosiguiese en la dicha obra y fabrica que han haciendo, cesara el servicio y limpieza del dicho hospital y de sus enfermerías por limpiarse por aquella parte los excrementos de las enfermerías y de toda la casa como se ha hecho y hace desde el principio de su fundación y en esa posesión y costumbre ha estado y lo ha gozado el dicho hospital y si esta fábrica tuviese efecto fuera en grave daño y perjuicio de esta república porque apremiados de la necesidad será fuerza llevar a lavar los servicios a todas olas a la playa atravesando toda la ciudad y por ser cosas tan asquerosas causaba mal olor en ella, demás de que si se labrase como queda dicho tapaba el viento terral a la ventana de las dichas enfermerías y será en grave daño de la salud de los enfermos por ser tan importantes demás que no se ve decente que frontero de las ventanas de los dichas enfermerías hubiese otras de particulares porque por la mayor parte los pobres estas descubiertos sobre sus camas oprimidos de las calores y grandes enfermedades y será indecente les juzgaren los vecinos fronteros y esclavos y atento a ser obra tan pública e importante a la república que siempre han sido amparadas …” (2)

Al día siguiente, el 3 de marzo, se notificó Gabriel Pascual, Juan Alonso Calderón y a Francisco Hernández, el maestro de albañilería, que se suspendieran los trabajos de la obra.

En los siguientes días, ya estando el provincial de la hermandad, Juan Roson, en la ciudad se llegó a un acuerdo entre las partes.

“(…) por quitarnos de pleitos y gastos y otras costas, considerando que sus fines son dolosos, confesamos que estamos convenidos y concertados por obra de paz, transacción y concierto que yo el dicho Gabriel Pascual prosiga la obra de piedra que tengo empezada a fabricar en el dicho solar y en otro que linde de él, tengo comprado guardando y cumpliendo por mi parte y las de mis hijos, herederos y sucesores y de aquel o aquellos que de él o de ellos sucediere título o causa, las condiciones siguientes:

(…) Yten que yo el dicho Gabriel Pascual o quien me sucediere en los dichos solares he de dejar una sala que sirva de calle enfrente de la puerta falsa del dicho hospital de cinco varas de hueco que corra por todo el dicho solar hasta los médanos para que por la dicha calle se vacíen las inmundicias del servicio del dicho hospital, pena de que así no lo hiciere y lo labrare el dicho hospital a mi costa lo haga demoler, abriendose deje la dicha calle.

Yten que yo el dicho Gabriel Pascual, ni otra persona que me suceda en los dichos solares lo que en ellos edificare en ningún tiempo a de poder tener herrería, ni carpintería, pena de que si lo hiciere el dicho hospital me apremie a que luego lo quite y lo he de deshacer sin replica, ni contradicción alguna.

(…)es fecha la carta en la nueva ciudad de la Veracruz a ocho días del mes de marzo de mil y seiscientos y treinta y cinco años, y los otorgantes que el escribano doy fe conozco, lo firmo el dicho fray Juan Roson y por el dicho Gabriel Pascual que dijo no saber firmar lo firmo un testigo a su ruego y lo fueron Baltasar Naranjo, Bartolomé González y Domingo Rodríguez, vecinos de ella. Fray Juan Roson, soy testigo Baltasar Naranjo. Ante mi Juan de Villaroel escribano público y hago mi signo en testimonio de verdad Juan de Villaroel, escribano público.” (2)

En los días siguientes se formalizo ante el corregidor y con ello, el nacimiento de este callejón que ahora lleva el nombre de un defensor de la ciudad en 1847: el teniente marino Sebastián Holtzinger.

Fuentes documentales:

(1) AGN, Bienes Nacionales, vol. 1797 exp 7

(2) AGN, Hospitales, vol. 18, exp. 14

Ubicación del solar de Gabriel Pascual y el hospital de San Juan de Montesclaros en la panorámica de los años 1620s, atribuida a Adrián Boot.

Ubicación del solar de Gabriel Pascual y el hospital de San Juan de Montesclaros en la panorámica de los años 1620s, atribuida a Adrián Boot.

*

Ubicación del callejón Líbranos Señor en un plano de 1800.

Ubicación del callejón Líbranos Señor en un plano de 1800.

***

Notas relacionadas:

Leyenda del callejón Líbranos Señor (Juan José González,1943).

Leyenda del callejón Líbranos Señor (Ángel Rabanal, 1958)

Nueva Veracruz: Calle María Andrea.

El primer maestro de albañilería de la Nueva Veracruz.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Renán Ancona permalink
    7 noviembre 2013 22:36

    Bernardo Lorenzo da una descripción de porqué se llama así segun tengo entendido….

  2. VICTOR HDEZ permalink
    6 noviembre 2013 21:19

    SEGUN LAS CONSEJAS DEL PUEBLO, DICEN QUE EN ESE LUGAR ESPANTAN POR ESO LEVA EL NOMBRE DE LIBRANO SR. YO CUANDO ERA UN CHAMACO VIVI EXACTAMENTE FRENTE A ESE CALLEJON, PARA SER MAS EXACTO EN DONDE TOMARON ESTA FOTO, QUE SEGUN SUPE DESPUES QUE FUERON LAS MAZMORRAS DE LA INQUISICION, UNA COSA SI LE DIGO JAMAS VI, U OI ALGO POR ESOS LUGARES, AUNQUE TENGO UNA EXAMIGA DEL TRABAJO QUE VE COSAS EXTRANORMALES Y ME COMENTO QUE SI SE VEIA UN SRA. VESTIDA DE NEGRO PERO POR LA CALLE DE MADERO, EN ESE CALLEJON

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: