Skip to content

(22 mayo 1683) – Los piratas en la Nueva Veracruz según fray Juan de Ávila.

22 mayo 2013

Relación verdadera del saco y suceso que hizo la armada y junta de piratas en la ciudad de la Nueva Veracruz

Fray Juan de Avila

*

Sábado, 22 de mayo.

Y amaneció el sábado por la mañana por la mañana  (sic) llamo a junta el general para tratar  del rescate que así en esta junta como en las antecedentes y en todas, el temor de los nuestros era tanto que sino fuera por Fermín de Saseata que siempre resistió el que se le diese lo que pedía a tal suerte que lo  hubieron de echar de la junta = por que en amenazando el general de que nos degollaría, decía Fermín: “toca a deguellar luego”, al punto estando en esta junta seria como a las diez aparecieron en los médanos algunos negros y mulatos vaqueros de San Lorenzo con garrochas y lanzas a caballo,  alborotarense  luego los enemigos con tanto temor y miedo que se juntaron en la plaza y todos juntos dispararon pieza de lava, echaron fuera de la iglesia a todos los hombres así  españoles como mulatos y negros  y los cargaron con envoltorios de ropa y fardos de los que tenían en las bocas calles y de tercios de harina, dejase  entender cuan maquinosa copia de saco  seria la de este día pues iban cargados mas de dos mil hombres de los nuestros, sin los suyos que sin estorbarles las armas, llevaban lo que podían.

Notó que luego que el enemigo entro el martes en la Veracruz formo su campo de a caballo con los caballos y mulas que había en aquel lugar que serian con poca diferencia hasta trescientos que enjaezaron  con las colchas de seda como he dicho.  Esta compañía salía a tarde y a mañana a reconocer las playas y los médanos y se alejaban tanto de la ciudad que los mas días traían prisioneros de los ranchos que había distantes, alguna gente. Llevaba esta compañía el clarín y la bandera de palacio.

Desde la noche antecedente habían llevado a la isla de Sacrificios a todos los mas esclavos negros y mulatos así hombres como mujeres. A el sacar de la iglesia a los prisioneros dejaban en ella a los que estaban enfermos y a los que estaban mal heridos. Mataron a balazos algunos que como estaban enfermos no salían aprisa y ellos juzgaban que se hacían reacios, habiendo salido esta gente entro el enemigo en la iglesia a caballo con gente de a pie y hecho fuera los sacerdotes a palos, las bocas calles por donde íbamos pasando estaban guarnecidas de los suyos por que no escapásemos por alguna o hubiese alboroto

Nota.

Nótense dos cosas: la primera que con solos = 800 hombres que tenia en  tierra los disponía con tal arte que tenia para todo,  lo segundo que estuvo siempre tan asustado que si entra un socorro aunque no fuera mas de cincuenta hombres a caballo, una noche deja la Veracruz y lo que había en ella, esto aguardábamos nosotros en la iglesia  por horas para salir de ella y acometerlos y si pareciere esto no tener fundamento Pongo el ejemplo, verbi gracia: Cromuel entro en la isla de Santo Domingo con = 66 = navíos, hecho en tierra = 500 = hombres de a pie y con solos cuarenta mulatos a caballo le hicieron  la entrada  a los nuestros a quien se juntaron 400 = hombres y le mataron a Cromuel toda la mas gente.

En la playa íbamos los sacerdotes en hilera a la parte del mar hicieronos poner nuestros hábitos para que por ellos nos conocieran desde el castillo y no les tirasen, no pongo el numero de los sacerdotes que íbamos del clero  y religiones porque no lo se porque haciendo un computo, proporcionado seriamos hasta = 80 = o = 90 = así llegamos a los hornos que es cosa de media legua de la ciudad hambrientos, apaleados y tan rendidos que se caían muertos algunos con la carga; adonde paramos murieron doce o trece y fue milagro no nos ahogáramos todos.

Aquí sucedió que encontrando el mulato que abrio los sagrarios a uno de los nuestros le dijo: “ aquí estáis perro chambergo” /…/ remato de un carabinazo, acudió el Almirante Lorenzo Xacome (Jácome) Alias Lorencillo a el tiro, dijimosle el caso y  preguntándole a el mulato que por que había muerto aquel hombre y respondiole el mulato: “porque era mi enemigo”, entonces Lorenzo le dijo: “ y por eso matar a sangre fría pues morir tu perro”,  y lo mato de otro carabinazo, también sucedió otro caso gracioso que a el apearse se los enemigos de los caballos los mataban a balazos diciendo: “ya no servir mas”, espantose un caballo en que iba un ingles que llevaba un tercio de la parte de su robo, derribolo y sin poder detener el caballo se fue a la ciudad con el tercio y el ingles quedo tan endemoniado que juzgamos que se matase  y huyan de él porque no nos matase a nosotros.

A este tiempo entraron los mulatos y los negros en la ciudad y los soldados de la Veracruz vieja acompañados de su alcalde mayor. En esta ocasión se volvió un carro que había con nosotros a llevar el robo y de vuelta cogía los cuerpos muertos que hallaban en el camino los mulatos juzgaron que eran los enemigos que volvían, levantose esta voz en la ciudad y las mujeres españolas que habían quedado en la iglesia, juzgando ser verdad, salieron huyendo a los médanos donde con la calor y la fatiga se cayeron muertas muchas, no pararon  en dos días y no volvieron a la Veracruz por que fueron a dar a distintas partes. Yo estuve con una en Xalapa. Dícese que no morirían mas de veinte en este trabajo.

Embarcaron aquel día todo el saco de ropa y harinas, y todos nosotros, en barcos, piraguas y lanchas, y nos llevaron a los navíos  que estaban cercanos de allí, nos llevaron a la isla de Sacrificios. Este día nos quitaron alguna ropa de la que llevamos vestida, los pañuelos, las medallas de los rosarios y las tumbagas y anillos con tanta fuerza que nos quitábamos aprisa los anillos para dárselos por que no nos quebrasen los dedos.

Hallamos en la isla cerca de dos mil negros y mulatos y mulatas y negras que ellos habían apartado allí para si.  Estaba puesta una bandera con guardia de mas de cien soldados,  llegamos muertos de sed y de hambre porque íbamos en ayunas, allí nos dieron los (sic) alguna agua, como nos abrasábamos de calor, nos echábamos a el mar donde nos estuvimos casi lo mas de la tarde,  era lastima vernos, a unos se les caía el pellejo, a otros eran todos una llaga y (los) mas teníamos los cuerpos negros.

Este día no nos dieron que comer cosa alguna, de esta manera pasamos la noche.

Fuente de texto:

***

Notas relacionadas:

***

Dar click sobre imagen para leer todo sobre la

Banner Veracruz piratas 1683

One Comment leave one →
  1. Agustin Garcia Perez permalink
    23 mayo 2013 10:00

    Que hermoso es conocer la historia, y mas cundo es la del lugar domde vives o has nacido, me encanta leer todo cuanto me llega de ustedes, gracias por ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: