Skip to content

1683: Combate en la Plaza de Armas de la Nueva Veracruz.

18 mayo 2013
Recorrido que realiza el sargento Juan Chávez hasta el lugar en que se enfrenta a los piratas en la Plaza de Armas.

Recorrido que realiza el sargento Juan Chávez hasta el lugar en que se enfrenta a los piratas en la Plaza de Armas.

*

En junio de 1683, varias personas fueron llamadas a dar su testimonio sobre los hechos ocurridos durante el ataque y saqueo de los piratas, entre ellos estuvo el sargento Juan de Chávez quien declaro el día 20. Juan pertenecía a la compañía del capitán Jorge de Algara, tenía 47 años, era natural de la villa de Fuente de Canto en Extremadura, España, y vivía en la ciudad desde hacía 16 años, siempre con una plaza en el presidio.

Su versión sobre todo de la lucha que se dio en la plaza de Armas en general coincide con las de otros testigos, solo cabe destacar la diferencia más importante: Juan de Chávez señala que cuando él y el capitán Jorge de Algara se lanzaron al ataque no había otros combatiendo, lo que no coincide con todas las otras versiones, por lo que puede atribuirse a su confusión en el momento de la lucha o a una mala descripción durante el interrogatorio.

Aclaraciones: Se trató de respetar el texto original, solo se actualizaron la ortografía de las palabras; a varias frases se les añadieron entrecomillas, signos de interrogación y exclamación, para enfatizar lo que dijo determinada persona. El texto original es continuo pero se separaron en párrafos para facilitar la lectura.

*

Combate en la Plaza de Armas de la Nueva Veracruz.

Sargento Juan Chávez.

El día lunes diez y siete de mayo próximo pasado siendo como las nueve de la noche el sargento Juan Carrillo que lo es de la compañía de este testigo fue a su casa a decirle viniese al cuartel de su capitán a arrimar el arma sin ruido, ni estrepito y este testigo fue a su cuartel con su arma y la arrimo y estuvo en dicho cuartel.

Y como a las diez o diez y media de dicha noche fue el gobernador don Luis de Córdoba al cuartel, embozado en un capote y entro dentro y hablo con dicho sargento Juan Carrillo y lo que hablo, no oyó este testigo pero oyó que al salir dicho gobernador salió diciendo: “ea pues cargen los mosquetes” y uno de los soldados que estaba en la casapuerta que no conoció el testigo quien era, levanto la voz y dijo: “Los mosquetes cargados están pero no tenemos pólvora, ni cuerda” y a esto no respondió el gobernador, sino se fue y habiéndole preguntado este testigo a dicho sargento Juan Carrillo a que había venido el gobernador dijo allí delante de todos que había venido a que tuviesen cargadas las armas y que le había respondido, como ha había pólvora, ni cuerda porque desde el sábado santo no se le repartía.

Y se estuvo este testigo con los demás de la compañía en su cuartel hasta antes de romper el nombre  se oyeron tiros como alrededor de la ciudad unos después de otros, y entonces, acudió este testigo y los demás de su compañía a las armas, y este testigo solo con otro soldado de su compañía nombrado Juan Pérez se adelantaron de la gente de su compañía para  entrar en la plaza y con efecto, entraron embozados por la bocacalle de la Pesquería y cuando se encamino al portal para ir al cuerpo de guardia principal que está en él, hecho menos el dicho Juan Pérez y llego al dicho cuerpo de guardia y lo reconoció cerrado y sin ningún soldado en los portales.

Y habiendo dado muchas voces llamando a los soldados y oficiales de guardia, no respondió persona alguna, y respecto de no estar entonces ganado o cogido dicho cuerpo de guardia pudo a su salvo y sin riesgo haber llegado hasta él y dado las voces referidas a cuyo tiempo llego su capitán don Jorge de Algara, solo con espada y rodela y pregunto al testigo:  “¿Qué es esto Chávez?”, a que le respondió” “El enemigo señor”, y dicho capitán dijo: “Entonces, a infame hombre” que le parece al testigo lo pudo decir solo por el gobernador don Luis de Córdoba y prosiguió diciendo: “¡Hijos, vamos!” por dos o tres veces y viendo que dicho cuerpo de guardia estaba cerrado y no salía de él , persona alguna, ni acudía de otra parte y que ya los enemigos se hallaban en mitad de la plaza en diferentes trozos, le dijo dicho su capitán: “¡Vamos Chávez!” y le respondió este testigo: “¡Vamos!”

Y entonces ambos a dos se encaminaron a la punta de unos ingleses que venían cerca de la puerta de la iglesia mayor que cae en dicha plaza y habiendo llegado a ellos con la espada les embistió entrándose entre ellos con notable valor y este testigo tras él, disparando su arma y habiéndola arrojado, queriendo meter mano a la espada no pudo conseguir el sacarla porque a este tiempo había caído muerto el dicho su capitán y a este testigo le tiraron diferentes escopetazos de que le quebraron por dos partes el brazo izquierdo, de cuyas heridas se está curando al presente, como se reconoce, y cayó en tierra bien maltratado donde estuvo un rato afirmado sobre la rodilla hasta que a poco rato se recobró y como pudo fue y se arrimó a un arco de los portales del cuerpo de guardia principal que ya estaba abierto y apoderado de él, el enemigo.

Y procurando, sin embargo de sus dolores ver si había algunos soldados para que le diesen un paño para amarrarse el brazo solo pudo ver al alférez Diego de Medina, ayudante de sargento mayor herido en un brazo y al cabo de escuadra don Mateo de Pro, y no otro ninguno cabo de escuadra, soldado, ni oficial de la compañía de guardia que era la del capitán Diego de Pamplona, ni de otra.

Y que allí estuvo viendo juntar los prisioneros hombres y mujeres hasta que estando juntos los llevaron a la iglesia parroquial donde estuvieron hasta el sábado veinte y dos del dicho mes, a las diez del día que habiendo llevado a todos los prisioneros, excepto a las mujeres blancas, a los hornos de la cal para embarcarlos y llevarlos a la isla de Sacrificios, llego este testigo a los enemigos que se decían cabo de dicha gente y les dijo estaba malo y herido le permitiesen  volverse al lugar como con efecto se lo permitieron y se volvió a su casa en esta ciudad.

Fuente documental:

***

Notas relacionadas:

***

Dar click sobre imagen para leer todo sobre la

Banner Veracruz piratas 1683

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: