Skip to content

Nueva Veracruz: Curso real del río Tenoya (1)

13 noviembre 2012

Panorámica de la ciudad de la Nueva Veracruz, atribuida a Adrián Boot. Cromolitografía realizada en 1907 en Florencia, La fecha de elaboración del original no se conoce pero fue realizada después del incendio de 1618, posiblemente su fecha ronde el año de 1620. Fuente de imagen: The University of Texas.

*

La hermosa panorámica de inicios del siglo XVII en donde se aprecia  la Nueva Veracruz, es ampliamente conocida y leyendo las múltiples referencias bibliográficas, desde Francisco del Paso y Troncoso hasta autores recientes,  queda la sensación que se toma, casi, como si fuera una fotografía, donde se muestra el estado físico real de la ciudad en ese entonces.

El considerar la panorámica una vista totalmente real es una postura muy débil y se desmorona bajo un análisis. Una simple comparación entre esta cromolitografía con la copia de la Biblioteca Nacional de Francia (por señalar la conocida, ya que existen otras) y  su vez, confrontar la información gráfica de ambas copias  con documentos de la época, se descubren varias diferencias, lo que en unos casos genera dudas sobre cual habrá sido la realidad pero en otros se puede ver que hay errores en las copias de la panorámica.

Es cierto, la panorámica nos muestra la mejor visión que podemos tener de la ciudad en sus inicios, pero solo a nivel general, es muy cuestionable tomar todos los detalles como reales al 100%.

Esta panorámica se ha atribuido al ingeniero Adrián Boot, por su parecido con la panorámica de Acapulco que esta firmada por dicho ingeniero.

En 1895, Francisco del Paso y Troncoso da a conocer la panorámica, primero con su descripción y luego, en 1907 con la reproducción de la famosa cromolitografía, y desde entonces se ha tomado como fiel reflejo de la ciudad. Hasta el momento no he encontrado algún autor que cuestione alguna parte de la panorámica o lo descrito por Francisco del Paso y Troncoso.

Descripción y postura actual.

El principal error detectado en la panorámica, hasta ahora, es en el curso del río Tenoya, tanto a en su entrada a la ciudad como en su salida al mar. A continuación se analiza está última parte.

El último tramo del río Tenoya antes de desembocar en el mar no se representó correctamente en la panorámica. El análisis abarca desde el cruce de la calle Serdán con Independencia hasta su desembocadura al mar. Según la panorámica, del lado derecho del río quedaban una plaza, el convento, una cuadra de viviendas con bodegas y la última cuadra que correspondería a la residencia de los jesuitas, y del lado izquierdo, cuadras de viviendas con bodegas.

Descripción que hizo Francisco del Paso de las cuadras de la rivera izquierda de dicho tramo:

 “(El Tenoya llega) hasta la esquina de la callejuela de San Vicente; advirtiendo que antaño era mucho más ancha que hoy la última calleja, y no tenía dirección oblicua, sino paralela respecto a la calle de la Independencia. Y no pasaré adelante sin señalar la singularidad de ser la dirección actual de la callejuela una simple prolongación del rumbo seguido por el Tenoya cuando cruza la plaza de Santo Domingo; lo cual es indicación, tal vez, de que se quiso sacar (o se sacó más tarde) el cauce del arroyo de la calle de las Salinas y pasarlo a la del Vicario atravesando la callejuela, pues siendo ésta primero simétrica es muy extraño de verdad, que se haya trazado después de un modo arbitrario, sin motivo fundado.”

Aquí Troncoso supone primero las cuadras rectangulares y un desvió posterior condicionando que la calle quedara oblicua, en realidad eso nunca sucedió, como se verá más adelante, esa calle siempre tuvo ese trazo.

Aquí lo importante, es señalar la total fe  que han puesto diversos autores en que descrito por Troncoso en que  la panorámica reflejaba la realidad. Lo que fácilmente se puede encontrar en diferentes libros o artículos durante el siglo XX, pero basta mostrar la maqueta del Museo Histórico de la Ciudad de Veracruz, para darse cuenta que la panorámica aún se toma como un reflejo real de la ciudad, tal como lo postulo Francisco del Paso y Troncoso en 1895.

Maqueta de la Nueva Veracruz en el Museo Histórico de la Ciudad de Veracruz. La maqueta intenta representar a la panorámica de Adrián Boot, pero esta un poco mal hecha, al tener variaciones con dicha panorámica. Lo importante a señalar es que después de casi 120 años de la descripción de Francisco del Paso y Troncoso, no ha habido ningún cuestionamiento sobre su veracidad.

*

¿Por qué habría que dudar de lo que se ve?

De entrada hay que aclarar, no es cuestionar por cuestionar, pero existen documentos históricos que no coinciden con la panorámica y por consecuencia, con la descripción de Troncoso.

Cuando se empecé a estudiar los primeros años de la fundación de la Nueva Veracruz, me extraño que varias calles cercanas al centro se salían de la cuadricula, como la calle Lagunilla que como es conocido se debe al paso del río, por lo tanto ¿Esto mismo podría ser el origen de las otras dos calles que no respetan la cuadricula? Fue solo un planteamiento, sin mayor base que la observación.

El continuo contacto con documentos de la época ha favorecido encontrar datos dispersos que me hacen plantear la posibilidad de un error en el curso del río tal como lo dibujo Boot en la panorámica.

Documentos variados como son mercedes de solares, otros relacionados a la Compañía de Jesús o al gobierno virreinal, y en especial, el plano de 1608. Incluso, Miguel Lerdo de Tejada aporta una fecha, que pareciera no tener relación pero a la luz de otros documentos toma una relevancia extraordinaria.

 Conviene, aclarar que estos documentos no resuelven de manera  explícita el tema, por no tener una descripción del curso del río, pero si dan sustento para plantear  cual era el curso del río en este tramo, y por lo tanto, el error de la panorámica.

El río y las mercedes.

Las mercedes otorgadas a diversas personas en Buitrón, son una rica veta para ir conociendo, casi día a día, el proceso de construcción del asentamiento. Sin embargo, para que aparezca su brillo debe confrontarse con otras fuentes, por lo pronto, en cuanto al tema del curso del río Tenoya en el tramo cercano a su desembocadura, hay varias mercedes que aportan datos.

La merced más antigua localizada con referencia al rio y un caño es la dada a Nicolás Márquez el 11 de septiembre de 1577, misma que después de varias transferencias quedo en manos de Juan Bautista Machorro. En la merced solo se menciona el caño pero en la carta de donación que hace a Juan Ramírez en 1578 es más explicita:

“… linda por una parte con un caño de agua que esta hecho de argamasa e por otro lado con un arroyo de agua que corre e toman de él, agua las naos e por la otra parte a linda con la venta de Juan Buitrón e por la delantera de el dicho sitio linda con la mar …” (1)

Esta merced solo nos permite conocer la existencia de ambos cauces pero otras, nos permiten identificar con precisión la ubicación. En 1590 Juan de Espinosa  lleva a cabo los trámites para obtener una merced de solar,  en ella lo describe así:

“…un sitio de solar para casa de morada en el dicho puerto entre los dos ríos junto y linde del solar de Juan González de Buitrón hacia la laguna a la banda de tierra firme. …” (2)

En esta merced se mencionan dos ríos, ¿había dos ríos en Buitrón o se refería al caño y el río mencionada en 1578? No existe la referencia documental de esto, pero si existe otro documento que refuerza al documento de 1578.

El 4 de marzo de 1596. Pedro García Moreno toma la posesión de un solar, cuyos linderos son:

“…   linde por un lado con casas de Francisca de Villegas, difunta, e por el otro con casas de Juan Bautista Machorro e por detrás las estacas señaladas por Antonio Ortiz detrás el caño viejo por donde solia correr el agua e por delante el rio del dicho puerto …” (3)

Estos documentos prueban sin duda la existencia del río Tenoya y un caño, a corta distancia entre ellos y que debió ser resultado de alguna desviación natural del río.

Pareciera que la descripción de las mercedes no aportan mas que generalidades, pero afortunadamente existe el plano de 1608. (4) antes de entrar con la información conviene hacer una acotación preliminar sobre este plano: debe ser analizado cuidadosamente, porque no es un levantamiento exacto de la realidad, ni es un proyecto, es una combinación de ambas y producto de los cambios que estaba teniendo el centro de la ciudad de la Nueva Veracruz. Sin embargo, tiene la información precisa sobre la ubicación del solar de Juan Espinosa, a pesar que  dicho plano no tiene dibujado el río ni el caño ( pero si las calles oblicuas). Esto podría arrojar dudas, que el solar de Juan Espinosa anotado en el plano sea el mismo que el de la merced de 1590. Para salvar la posible duda y confirmar que es el mismo, se usa el solar contiguo que aparece en el plano, perteneciente a Francisco Doro y del cual existe la merced.

La merced dada Francisco Doro con dos solares el 9 de abril de 1591 tiene la siguiente descripción:

“… dos solares para casas en la banda de tierra firme del puerto de San Juan de Ulúa, desde el solar ultimo que tiene Juan González de Buitrón, frontero de donde vive Cristóbal de Vega negro libre junto de un arroyo de agua que corre hacia la banda del sur, que va a dar a la mar y van siguientes los dichos dos sitios hacia donde dicen monte de carneros de manera que por la espaldas de ellos queda el dicho sitio de Juan Gonzáles de Buitrón. …” (5)

El solar de Juan de Espinosa y el de Francisco Doro son colindantes en el plano de 1608 y a su vez, según las mercedes, colindantes con Juan González de Buitrón. Por lo tanto, no hay duda que son los mismos, aunque pudo existir algún pequeño ajuste durante el trazo de las calles en 1594 o 1597, pero debió ser mínimo.

Cruzando la información de las mercedes y el plano, se puede determinar con facilidad el curso del rio Tenoya y el caño. Esto aclara el asunto de lo oblicuo de ambas vías.

El caño corría por la actual calle Tlapacoyan (antes, San vicente), y posiblemente continuaba en esa dirección.

El río, según las descripciones, estaba junto a ambos solares por lo tanto, se puede determinar que entraba por la calle Serdán, corría por el callejónTrigueros, saliendo al parque Obregón y la calle Mario Molina.

El río continuaba en esa dirección, y desembocaba  en el mar cerca al muelle.

El río y los jesuitas.

En 1603, el río ya se había desviado y ahora pasaba entre los solares de los jesuitas y las casas de María Matosa y Antonio Niño, tal como se desprende de un documento de ese año donde la Compañía de Jesús hizo relación al virrey  que en la Nueva Veracruz “… tiene una casa y tienda a la banda dela mar enfrente de casas de Antonio Niño y María Matosa por donde al presente se a echado el arroyo que iba al muelle …” (6)

Los nombres aparentemente nada indicarían pero haciendo un poco de historia. María Matosa aparece en varios documentos de esos años. El primer registro de ella se da en 1594 donde declara rentar  la venta de Juan Bautista Machorro. (7) Esta venta era la misma que Nicolás Márquez vendió a Juan Ramírez y Ana de Escobar en 1578.  La venta colindaba con la venta de Juan Gonzales de Buitrón (igual que los solares de Juan de Espinosa y Francisco Doro).  En 1597 se asienta que la casa de María Matosa y Antonio Niño estaba en la proyectada plaza de armas y debía derribarse. (8) Con todo esto quiero dejar en claro, la cercanía entre los solares de los jesuitas, las casas de María Matosa y Antonio Niño (que estaría cerca de la calle Zaragoza  entre las calles de Molina y Zamora), y la venta de Juan González de Buitrón que estaría mas hacia el poniente, hacia la avenida Independencia.

Plano actual con el curo del río Tenoya a finales del siglo XVI y principios del XVII. A la izquierda, un fragmento del plano de 1608, donde facilmente se pueden identificar los solares de Juan de Espinosa, Francisco Doro y los Jesuitas.

*

El documento de 1603, aporta otros datos relacionados con el arroyo. Ese año provoco una inundación que daño la propiedad de los jesuitas y otras circunvecinas. El virrey marques de Montesclaros ordeno a Hernán Ruiz de Córdoba, justicia mayor, investigar acerca de ello, mismo que aclara que el daño ocasionado fue “… por no haber fortificado los cimientos de ambas partes por donde va el dicho arroyo con estacas de moral, piedra y faxinas se había llevado la creciente de él las dichas casas y otras circunvecinas …”, (6) igual se hace el planteamiento de desviar el curso para que no pasara por la ciudad pero debido al costo eso no ocurrió hasta unos 30 años después.

El documento de 1603 a pesar de no decir explícitamente que el río pasaba frente al solar de los jesuitas, si lo insinúa. Es hasta 1630, cuando otro documento lo expone de manera clara y precisa que el río pasa frente al colegio de los jesuitas. Tomando coma base este documento, sin dejar de lado una serie documentos que sustentan los límites del solar del colegio, se establece  que el río  pasaba frente al solar de los jesuitas desde la desviación de 1603 hasta que el río dejo de cruzar la ciudad en los años 1630s.

Desafortunadamente, este documento está en el Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz y no se puede consultar, por lo tanto, no se conoce a detalle el contenido. Pero basta la mención que el río pasa frente al Colegio que aparece en el libro Catalogo de Documentos Coloniales:

 “1630 – Mandamiento librado a pedimento de los padres de la Compañía de Jesús para que de los propios hagan limpiar el arroyo de agua que pasa delante de las puertas del Colegio.” (9)

Esta es la única referencia explicita hasta el momento, pero para que sirva de sustento a toda la documentación anterior a tal fecha se tiene que conocer cuales eran los limites del colegio. Es un poco difícil de conocer a detalle las construcciones existentes para tal año, pero muy fácil conocer los límites del solar que ocupaba el colegio, solo basta comparar un plano actual con el plano de 1608, para reconocer la cuadra (antes de la división de 1915) y saber son los mismos, y por consiguiente, en 1630 eran idénticos.

Si el arroyo pasaba frente al colegio solo podía ser por la actual calle Mario Molina.

Para borrar la menor duda, se hace una breve relación de tal solar. En 1594, el virrey Luis de Velasco otorga una merced a la Compañía de Jesús dándole este solar, después del primer trazo de Buitrón. En 1597, se realiza un nuevo trazo y en esta ocasión, los solares quedan en donde se planea levantar las casas reales, por lo que a cambio se otorgaron otros solares a los Jesuitas. Aunque de hecho, según los jesuitas, no se les despojo de la posesión. En 1603, al virrey marques de Montesclaros, le parece muy grande la plaza que se está dejando y ordena que se reduzca, en lugar de llegar hasta la actual calle de Serdán, decide que solo llegue hasta la actual calle de Mario Molina. Esto hace que los solares dados en 1594 a los jesuitas queden fuera de la intención de levantar en ellos las casas reales, por lo que deciden construir allí su residencia pero tuvieron obstáculos. Es hasta 1606 que se mudan a la pequeña cuadra enfrente del dicho solar (donde ahora está el parque Obregón). En 1608 se soluciona un pleito por cannas con el convento de Santo Domingo, como parte de este pleito se realizó un plano en el que perfectamente están definidos los límites del solar.

En febrero de 1609, días después de iniciada la cuaresma, dicen su primera misa en la nueva iglesia de madera que estaba en el mismo sitio y posición que la actual. En tamaño debió ser muy similar a la que se conocio antes de la destrucción de la cúpula y abside en 1915, igual era mayor a la usada como iglesia parroquial, porque el 22 de marzo de 1609, fray Baltasar de Morales informar allí se leyó el edicto “… por no aver capacidad en la iglesia parrhoquial…” (10)

Esta iglesia y residencia fue destruida por el incendio de 1618. A consecuencia de ello, los jesuitas deciden construir su residencia de mampostería. En la carta anua de 1625 el padre provincial Juan Laurencio fechada el 2 de junio de 1626, da a conocer el avance de la obra en el solar:

“…se ha fabricado un buen pedazo de casa y una pieza de escuela de niños, y pagado gran suma de dineros que se debían, por haberse hecho la casa de piedra, que con el incendio general había perecido…” (11)

En 1858, Miguel Lerdo de Tejada informa de la existencia de una inscripción con el año 1625:

“Su construcción fué de las primeras que se hicieron de mampostería en la nueva ciudad de Vera-Cruz, y se encuentra todavía una prueba de esto en la puerta del convento que mira hácia el mar, sobre la cual está grabada esta fecha: “1625.”” (1)

Esa puerta esta (o estaba) sobre la actual calle Landero y Coss. Esta fachada de la residencia-colegio fue modificada en el siglo XIX y actualmente existe una pequeña puerta con un arco de medio punto. ¿Esta será la puerta mencionada por Lerdo de Tejada? En dicha puerta no se distingue ninguna inscripción, si no fue destruida, es muy probable este oculta bajo el aplanado o capas de pintura.

Fachada de la residencia y colegio de la Compañía de Jesús, sobre la calle de la Playa (hoy, Landero y Coss) donde Miguel Lerdo de Tejada señala que existia la inscripción “1625”.

*

Esto quiere decir que si ese año se construyó esa parte de la residencia, lo que coincide con la carta anua de ese año, el río no podía pasar al sur (por la actual calle Serdán) porque entonces no pasaría enfrente del colegio como lo señala el documento de 1630.

Por otro lado, no se ha localizado información sobre un desvió del rio que cruzara el solar de los jesuitas. Se tiene información sobre trabajos en el río en 1630 o después, cuando ya estaba construida la residencia de los jesuitas.

En todo este periodo (1608-1625), al parecer no tuvieron ningún problema con la posesión de los solares (excepto un pleito sobre una colindancia con un vecino) o al menos  no se ha encontrado referencia a ello. Si en estos años se hubiera desviado el río para pasar por en medio de su solar, en lo que hoy es la calle Serdán, tal como aparece en la panorámica de Boot, seguro que hubiera provocado el reclamo de los jesuitas antes las autoridades virreinales, por lo tanto existiría algún documento conteniendo el pleito.  Aclarando que el solar ya estaba construido desde cuando menos 1609, por lo que cuando menos hubiera destruido la iglesia. Y no se ha encontrado ninguna mención a ello.

Por lo tanto, es de confiar que el río pasaba frente al solar desde 1603, y por lo tanto de la iglesia, tal como se señala en 1630.

Conclusión final.

En resumen, los datos concretos son: Antes de 1603 el río desembocaba cerca del muelle. En 1603 es desviado y en 1630, pasaba enfrente de la iglesia de los jesuitas. Los jesuitas tenían en posesión este solar desde 1594, al que se mudaron alrededor de 1608 y en 1609 terminaron de construir su iglesia de madera. Los límites del solar en 1608, son los mismos que tenía en 1630 y que tiene en la actualidad. Por lo tanto, si en 1630 el río pasaba enfrente al colegio en 1630, también pasaba en 1608. Aunque este limite puede remontarse hasta 1603, porque los jesuitas tenían la intención de mudarse a ese solar desde cuando menos ese año, por lo tanto es de suponer que no hubo cambio en los límites del solar.

Aclarado el punto de que los límites del solar no fueron modificados,  queda sustentado por lo tanto que el río pasaba frente al solar desde 1603.

Estos datos dan por conclusión que al dibujante de la panorámica tuvo un olvido o descuido al representar el curso del río.

Esto no quiere decir que toda la información que aporta la panorámica es errónea. El dibujo que representa a la residencia de los jesuitas y el arroyo que pasa enfrente, es cierta solo que una cuadra más hacia el norte.

Esta no es el único error de la panorámica con respecto al curso del arroyo. Lo mismo ocurre con su ingreso a la ciudad, pero ello tendrá que plantearse en otra nota.

***

Referencias documentales:

(1) AGI, CONTRATACION, 256A, N.1, R.5 / AGN, Tierras vol. 59, exp. 1

(2) AGN, Mercedes, vol. 15, f. 228v

(3) AGN, Tierras vol. 59, esp.1, f.33v

(4) AGN, Jesuitas, III-22

(5) AGN, Mercedes, vol. 16, f. 192v.

(6) AGN, General de Parte, Vol. 6,  f.308v

(7) AGI, CONTRATACION, 256A,N.1,R.5

(8) AGN, General de Parte, vol. 5, f. 49

(9) Cruz del Angel, Margarita de la, Catalogo de Documentos Coloniales, 1608-1810. Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz, H. Ayuntamiento de Veracruz, 1993. p. 19. Gracias a 223-666-222 por proporcionarme esta información.

(10) AGN Inquisición vol. 284 exp. 53 f. 311

(11) Zambrano, SJ, P. Francisco:Diccionario Bio-Bibliográfico de la Compañía de Jesús en México. México, Edit. JUS, SA., 1968, Tomo VIII,  pp. 445 y 446. Gracias a 223-666-222 por hacerme llegar esta información.

***

Nota relacionada:

Nueva Veracruz: Ciudad de Tablas (Indice)

Banner Veracruz ciudad de tablas
*

(Click en imagen para leer más)

Banner veracruz historia

3 comentarios leave one →
  1. Ricardo Priego Sanchez permalink
    22 enero 2013 22:15

    Me llama la atencion que en la primera ilustracion se ve que esta realizada desde alguna altura natural, misma que no existe en el area

    • 22 enero 2013 22:26

      El dibujante se tomo un poco la libertad artística de hacer la perspectiva casi como si anduviera en un avión porque como bien dices, en el puerto de Veracruz no existe ningun medano, colina o cerro con semejante altura.

  2. Carlos Rojas permalink
    16 noviembre 2012 19:14

    Nuevamente le felicito mucho por otro interesante análisis que es, sin duda alguna, un gran obsequio a quienes le seguimos por este medio. ¡Gracias!
    Ahora, debo decir que me asombra enterarme que se tenga un documento en el Archivo Histórico de la Ciudad de Veracruz y no pueda ser consultado ¿¿entonces para qué está allí?? Supongo que esta clase de cosas distinguen al tercer mundo. Lástima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: