Skip to content

1928: Capilla ardiente y homenajes a Salvador Díaz Mirón en Veracruz (2/4)

12 junio 2012

Salvador Díaz Mirón.

A las pocas horas de muerto, el cuerpo de Salvador Díaz Mirón fue expuesto en la Biblioteca del Pueblo (Antiguo convento franciscano, hoy conocido como museo Recinto de la Reforma) y se le realizaron los primeros homenajes, hasta su traslado a la ciudad de México en el tren nocturno del jueves, 14 de junio.

“En la Biblioteca del Pueblo se ha erigido la capilla ardiente por acuerdo del Ayuntamiento, que dispuso que el de hoy sea día de duelo para los veracruzanos. Además, se dará el nombre del poeta a la Avenida de la Libertad, a solicitud de los señores Guillermo Esteva y Manuel Aladro.

Materialmente no se podía dar un paso dentro de la casa de Díaz Mirón al saberse que había dejado de existir y al fluir la multitud e invadir la calle para verlo por la última vez.

El cadáver fue colocado en lujoso féretro y se empleó una bandera mexicana para que sirviera de  Los estudiantes, en grupos de cuatro, hacen guardias que se renuevan cada media hora.

En el Palacio Municipal ondea la bandera a media asta en señal de duelo. El regidor de Instrucción Pública ordenó se suspendieran las clases en las escuelas, mientras en la capital de la República se gestiona elevar una petición al Primer Magistrado para que el cadáver sea traído a la Rotonda de los Hombres Ilustres, cerca de donde reposan los despojos mortales de Amado Nervo.

La solicitud dice: “Los suscritos, escritores y periodistas mexicanos, vivamente impresionados por la desaparición del ínclito poeta don Salvador Díaz Mirón, reputado como el más alto exponente de la lírica latinoamericana contemporánea y considerando que a un intelectual de la talla del desaparecido, que dio gloria a su país y dilató su fama por el mundo entero deben rendírsele los mayores homenajes públicos destinados a los próceres del pensamiento, a usted respetuosamente pedimos se sirva disponer que los restos del insigne bardo veracruzano sean trasladados a la mayor brevedad posible a la Rotonda de los Hombres Ilustres, en el Panteón de Dolores de esta ciudad, por conceptuar que dicho sitio es el indicado para que reposen eternamente las cenizas de quien supo cosechar para México prestigios y celebridad inmarcesibles.” Ningún escritor vanguardista firma esto.

Junio 14. Como el general Calles accedió a que el cadáver de don Salvador Díaz Mirón sea traído a la Rotonda de los Hombres Ilustres, hoy fue colocado el féretro en un carro especial agregado al nocturno del Ferrocarril Mexicano, que salió ya de Veracruz hacia México. Una multitud formó el cortejo desde la Biblioteca del Pueblo a la estación. El carro viene lleno de coronas de flores.

Antes de partir el tren, el poeta Alfonso A. Esteva leyó la Oda a Víctor Hugo escrita por el bardo veracruzano desaparecido, cuando falleció el gran escritor francés. Acompañan el féretro desde Veracruz, diversas comisiones oficiales.”

***

Fuente de texto: Taracena, Alfonso, La verdadera revolución mexicana: etapa. 1928-1929, Volumen 82 de Colección Figuras y episodios de la historia de México, Volumen 14 de La verdadera revolución mexicana. México: Editorial Jus, 1960, p. 96

***

Notas relacionadas:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: