Skip to content

Biografía de José Peña Fentanes (Pepe Peña).

30 agosto 2011

Pepe Peña con aprox. 36 años. Publicada en Revista de Revistas, 1934 (a)

José Peña Fentanes fue un famoso locutor, escritor, historiador y humorista de mediados del siglo XX, nacido en la Cuenca del Papaloapan (Tuxtepec, Oaxaca, o Cosamaloapan, Veracruz) pero siempre se le ha relacionado con el puerto de Veracruz porque ahí creció, se formó y, en la última parte de su vida, desarrollo su actividad de historiador y locutor, dejando un importante legado.

José Peña Fentanes era el nombre formal utilizado por él, pero firmaba sus escritos con el seudónimo Pepe Peña (en realidad era su hipocorístico junto al  apellido paterno). El nombre completo era José María Peña Fentanes.

A continuación se reproduce la biografía redactada por Leonardo Pasquel en el prólogo del libro Veracruz cuatro veces heroica (1970), aunque le faltan datos y darle cronología a algunos eventos narrados, esta muy completa. En el futuro se realizara una biografía con mayor detalle.

***

Biografía de Pepe Peña

Leonardo Pasquel

(Fragmento del prólogo)

Y como un retoño humano más que expresa tanta riqueza ambiental, en Tuxtepex (1) nació, el 26 de mayo de 1898 un nuevo valor, José María Fentanes, (sic) (2) quien por su talento y esfuerzo añadiría otros lauros a la magnífica estampa de la ribereña comarca.

Hijo fue — junto con Rosa, Concha y Agustín — de don José María de la Peña y Cabrera y de doña María del Carmen Fentanes y González Montalvo,  cuyos progenitores pronto se arraigaron en la ciudad de Veracruz, donde ya maduraba el alto espíritu de don Benito Fentanes, su tío materno que fue ameritado lingüista e ilustre educador, perteneciente a una familia arraigada en Cosamaloapan desde el siglo XVIII.

Cuando el país se conmovía con la revolución maderista Pepe Peña ingresó al Instituto Veracruzano (3) el año de 1911, pudiendo conocer meses adelante al dictador Porfirio Díaz, que embarcado en El Ypiranga (4) marchaba al destierro, para no volver nunca, tras más de treinta años de gobierno.

En este ilustre plantel fue alumno de los grandes educadores cubanos José Miguel Marías y Esteban Morales, secretario particular éste de Juárez durante los tres años de la Reforma pasados en Veracruz.

Pepe Peña — cariñoso nombre familiar y escolar que trascendería a las letras mexicanas — era un adolescente alto y delgado, cuya precoz miopía le obligaba a los ineludibles anteojos, a través de los cuales devoraba libros, realizaba magníficos estudios y redactaba en mimeógrafo su primera revista, El Chisme, (5) en cuyas pocas páginas incluía artículos y caricaturas, para las que tenía verdadero don y evidente vena humorística, raíces de su yo interno que le llevaron a florecer en su juventud con un constante cultivo de estas ramas que habrían de darle fama en tres líneas fundamentales: el periodista, el radiolocutor y el charlista, que hicieron de él un espíritu bohemio, noble y desinteresado.

Se dice que cuando en Xalapa surgía el estridentismo (6) de Maples Arce el público esperaba a un comprometido conferenciante que no apareció. Entonces tal vez Pepe Mancisidor o List Arzubide o Mario Pavón Flores lo empujaron a la tribuna obligándole a improvisar la charla. Y de aquí nació el charlista, que alcanzó a llenar los teatros capitalinos con cultas, ingeniosas y floridas disertaciones propias de la gran memoria que poseía, de la fácil palabra y de un desplante simpático y ameno que de continuo hacía reír al público con un humorismo sano e intenso y de genuino sabor jarocho.

Casado con doña Matilde Mejía y Mejía se internó también en actividades retóricas como orador en campañas políticas por el norte del país y de ahí derivó a los programas de radio, (7) siempre buscados y escuchados como El Risámetro y la Consulta del Espacio, mediando tales actividades con su colaboración periodística en Siluetas, El Tema de Hoy o Novedades, donde su genial vena humorística hizo famosa la sección dominical de El Narigón Mendieta, nutrida en artículos y en gracia chispeante inspirada en las formas de la vida moderna.

Pepe Peña a los 58 años, aproximamente. Foto publicada en: Xalapa, Sintesis de evocaciones provinciales, 1956. (b)

Así, su producción de este orden encauzó también en El Occidental, de Guadalajara; El Norte, de Monterrey; El Universal, El Dictamen, de Veracruz o Excélsior y su columna Todo es Guasa, atraía a chicos y grandes. Ya en la madurez sus asiduas lecturas de los humoristas Wenceslao Fernández Flores, Julio Camba, Enrique Jardiel Poncela o Pittigrilli, cambiaron a historiadores de lo nuestro, y en sus circunvoluciones cerebrales fue germinando el interés y cultivo historiográfico, bajo el impacto de México a Través de los Siglos, Bernal Díaz del Castillo, Clavijero, Lerdo de Tejada, Ribera Cambas o Julio Zárate, historiadores veracruzanos estos cuatro últimos, que le interesaron en el enfoque localista ya que él si no por nacimiento sí por ascendencia y formación sentíase hijo de Veracruz.

El licenciado Arturo Llórente González, que tanto hizo como Alcalde por el puerto de Veracruz, (8) le nombró Cronista dela Ciudady Jefe del Archivo Municipal. Encantado de encontrarse nuevamente en el bullanguero y jarocho ambiente porteño, Pepe Peña se entregó a la investigación historiográfica con toda la energía de que era capaz, y principiaron a salir de su fértil pluma diversificadas producciones de esta rama, que por su valor espero publicar más adelante.

Así, a sus libros humorísticos: Una Película en Pistolandia, Miscelánea de la Risa,La Vida Inquieta y Azaroza de Agapito Treviño, Caballo Blanco, se sucedieron Veracruz Cuatro Veces Heroica, que ahora tengo la satisfacción de editar, con la autorización de su talentoso hijo don José María Peña Mejía, también caricaturista y escritor y Jefe de Información de la embajada del Canadá en México. Con el apoyo del senador José Rodríguez Clavería imprimió Vida y Gloria del Castillo de San Juan de Ulíia. A poco, el comprensivo y culto gobernante que fue el licenciado Marco Antonio Muñoz le organizó solemne homenaje público en cuya ocasión recibió obsequios y medallas, incluso la de Francisco Zarco que por primera vez fue entregada a un periodista.

Caricatura de Pepe Peña. Realizada por Santiago Córdoba, publicada en el ABC (Madrid) el 18 de octubre de 1956. (c)

Cada vez más interesado en la Historia se propuso ir a España para esclarecer la personalidad de Antón Lizardo, cuyo nombre lo ostenta hermosa bahía de los litorales veracruzanos. ¿Pero con qué sufragar el costoso viaje?

Fue entonces cuando decidió participar en el concurso de televisión por el premio de sesenta y cuatro mil pesos convocado por la empresa Aurrerá, (9) el que ganó asombrando con su gran memoria y amplios conocimientos históricos.

Así, marchó a España, llegó a Sevilla y se anunció al director del Archivo de Indias indicando al ujier que el señor José María Peña, de México, deseaba verlo. Al ser recibido, aquél le dijo: ¿Cómo es eso… si yo soy José María Peña? y es que se trataba de un caso de completa homonimia. (10)

Ahí investigó a sus anchas y pudo resolver el enigma que le preocupaba, publicando al respecto su folleto “La Verdad Sobre Antón Lizardo”, con lo cual contribuyó relevantemente al conocimiento de la toponimia veracruzana, ofreciendo, además, constancia de sus afanes por el estudio y por la verdad histórica.

De sus andanzas por el Viejo Continente nos dejó sabrosos artículos publicados en Novedades y regresó a sus patrios lares cargado de gloria, pero ya no vivió mucho.

Poco después marchó a Guadalajara para realizar algún trabajo y visitar a sus hermanos allá residentes, donde sorpresivo infarto al miocardio le causó la muerte el dieciocho de febrero de mil novecientos cincuenta y ocho.

 ***

Notas:

(1) Miguel Covarrubias en su libro Desde el cerro de la silla: artes y letras de Nuevo León (1992) afirma que nació en Cosamaloapan, Veracruz.

(2) La omisión del segundo apellido, seguro, fue un error en la impresión del libro. El nombre completo es José María Peña Fentanes, aunque es conocido como Pepe Peña o José Peña Fentanes.

(3) El Instituto Veracruzano fue un plantel de instrucción secundaria.

(4) El barco Ypiranga, perteneció a la mayor línea naviera alemana, la Hamburg Amerika.

(5) Debió ser alrededor de 1916, porque en 1956 aseguraba tener 40 años de periodista.

(6) En Xalapa, el Estridentismo tuvo su auge entre 1925 y 1927.

(7) Inicio como locutor radial en 1931.

(8) Presidente municipal de Veracruz en el trienio 1953-1955.

(9) El programa fue “La pregunta de los 64,000 pesos” y el conductor era Perro Ferríz Santa Cruz.

(10) José María Peña y Cadena  fue archivista y paleografo del AGI, así como su director.

Fuente del texto: Peña Fentanés, José Pepe Peña Veracruz cuatro veces heroica, prologo Leonardo Pasquel, Colección Suma veracruzana: Serie Historiografía, Colección Suma veracruzana, Xalapa: Editorial Citlaltépetl, 1970.

Fuente de imagenes: (a) Instituto de Investigaciones Bibliográficas dela UNAM. Fuenteoriginal: Revista de revistas (México, D.F.), 29 jul. 1934. Consultado el 30 de agosto del 2011. (b) Xalapa: revista veracruzana; síntesis de evocaciones provinciales, Volumen 4, 1956. (c) Diario ABC; Madrid, España; 18 de octubre de 1956; Edición matutina, pag. 38.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: